Gracias a sus propiedades humectantes y suavizantes, los aceites esenciales se convirtieron en los favoritos de la rutina de skincare. Ahora, demuestran que sus cualidades sobrepasan la línea de la belleza y alcanzan la de la medicina natural.

Por Arianna Gonzáles

Conectar con la naturaleza nunca fue tan posible como en los últimos años, donde los aceites esenciales han ido encontrando su lugar entre los productos de belleza. Gracias a sus múltiples beneficios, su alto contenido en vitaminas y minerales y su gran cantidad de aminoácidos, la tendencia a incluirlos en la rutina de belleza ha ido creciendo con el paso de los años hasta convertirse en un must para cualquier amante del cuidado de la piel. Sin embargo, también tienen increíbles propiedades medicinales y aroma terapéuticas.

Según Paloma Duarte, fundadora de Misha Rastrera, el poder de los aceites esenciales radica en la rapidez de su efecto y su fácil absorción. En el caso de la aromaterapia, por ejemplo, basta con percibir su olor para que este pueda llegar rápidamente a nuestro cerebro y aliviar malestares como el dolor de cabeza o ayudar a reducir la ansiedad.

Naturaleza y bienestar

aceites esenciales

Oleo Aromático de naranja dulce – Misha Rastrera

Los aceites que ofrece Misha tienen sus raíces en la Amazonía, los andes y la sabiduría ancestral mundial. Todos son obtenidos por arrastre de vapor y luego formulados en aceite portador de jojoba, lo cual permite que sus propiedades sean mejor aprovechadas.

Entre ellos, podemos encontrar el aceite de almendras, ideal para la piel seca y sensible o el de ricino, que promueve la producción de colágeno y elastina, además de estimular el crecimiento de cabello, cejas y pestañas.

Lea también:  Cosmética orgánica: una industria en auge

Sin embargo, si nos enfocamos en la reducción del estrés y la ansiedad en pro del bienestar integral, los favoritos de esta marca son los de palo de rosa, que tiene efecto relajante, perfecto para usar antes de dormir o el aceite de naranja dulce, ideal para calmar el estrés y continuar con nuestras actividades diarias.

Además, en medio del invierno y propensos a padecer diversas afecciones, a los aceites esenciales se le unen productos como los óleos aromáticos de matico o molle, perfectos para descongestionar las vías respiratorias.

Medicina amazónica

Aceites esenciales

Otro especialista en fórmulas vegetales es NÚA, que tiene lo mejor de la Amazonía en frascos de aceites esenciales.

Sus aceites de menta y lavanda, en combinación con su aceite base, son ideales para aliviar migrañas y dolores musculares, gracias a sus propiedades analgésicas y antiinflamatorias.

Los de eucalipto y lavanda, colocados en difusor o mezclados con aceite base y colocados en las palmas de las manos, sirven para despejar las vías respiratorias y prevenir alergias por las propiedades antisépticas y descongestionantes que poseen.

 Naturaleza en tus manos

Be natural y Alma Care son otras marcas aliadas del cuidado personal y el bienestar integral. La primera ofrece un aceite de moringa que, más allá de sus cualidades rejuvenecedoras, tiene propiedades antiinflamatorias y representa un auxiliar para el tratamiento de enfermedades cutáneas como la rosácea y la dermatitis.

Alma Care, por su lado, presenta un aceite de pepita de uva, cuyas propiedades antioxidantes y gran cantidad de vitaminas ayudan a promover la circulación sanguínea al tiempo que protegen al cuerpo contra el deterioro de la contaminación.

La naturaleza nos sorprende a diario, brindando un sinfín de productos para verse y sentirse bien. Los aceites esenciales son algunos de ellos, que demuestran que más allá de sus beneficios estéticos, se esconden cualidades que pueden ayudarnos a conseguir el bienestar deseado. Solo hace falta descubrirlas.

Suscríbase ahora para obtener 12 ediciones de Cosas y Casas por solo 185 soles. Además de envío a domicilio gratuito y acceso instantáneo gratuito a las ediciones digitales.