Si bien producciones como El Irlandés, Historia de un matrimonio y Joker llegan con aura de favoritos a la codiciada entrega de los Globos de Oro, hay otros nominados cuyo mayor premio será solamente el estar presentes en la ceremonia.

Los dos papas de Fernando Meirelles:

El tono conciliador del encuentro ficticio entre Jorge Bergoglio (Jonathan Pryce) y Joseph Ratzinger (Anthony Hopkins), no es sino una crónica amable y familiar que pasa por agua tibia problemas graves en el seno de la Iglesia Católica como los casos de pederastía, que son tratados con mucha superficialidad. Y aunque las actuaciones de ambos protagonistas son formidables, su presencia en las ternas de Mejor Actor y Mejor Actor de reparto para cada uno, es un premio muy grande teniendo en cuenta que sacaron de carrera a pesos pesados como Robert De Niro. Fuera de ello, las chances de ambos son mínimas si tenemos en cuenta la lucha encarnizada entre Joaquin Phoenix (Joker), Antonio Banderas (Dolor y Gloria) y Adam Driver (Historia de un matrimonio) en Mejor Actor y el triunfo casi seguro de Joe Pesci (El Irlandés) en Mejor Actor de reparto. Frente al peso de algunos de los favoritos que ya hemos nombrado, su presencia en la categoría de Mejor Película es prácticamente de convidado de piedra.

 

Ford vs Ferrari de James Mangold:

A este drama de James Mangold ambientado en el ambiente sesentero de las carreras de autos no vamos a mezquinarle calidad. Con un espíritu que evoca más a un Hollywood clásico por su elegancia y sobriedad, el duelo entre las dos compañías rivales por imponerse en la Fórmula 1 resulta un deleite en su desarrollo a pesar que podamos suponer como se resuelve. Sin embargo, con una única nominación a Mejor Actor para el excelente trabajo de Christian Bale, es de esas producciones que llegan a estas instancias a pesar de su calidad, con pocas chances frente al empuje mediático de sus rivales. De ganar, sería la gran sorpresa de la noche.

Lea también:  Los documentales peruanos que competirán en el Festival de Cine de Lima

 

Harriet de Kasi Lemmons:

Tras el reclamo años atrás por la ausencia de actores afroamericanos en la ceremonia del Oscar 2016, esta vez el destacado trabajo de la actriz Cynthia Erivo no ha pasado desapercibido en este biopic sobre una esclava que escapa para encabezar fervientemente la causa abolicionista. Sin embargo, sus chances frente a favoritas naturales como Scarlett Johansson (Historia de un matrimonio), Renée Zellweger (Judy) o la misma Charlize Theron (Bombshell), le quitan toda oportunidad de hacerse del premio tanto aquí como en el resto de la temporada.

 

Richard Jewell de Clint Eastwood:

A pesar de llegar precedida de muy buenas críticas, el último trabajo de este veterano director ha pasado prácticamente desapercibido en la temporada de festivales y premiaciones. Recreando los tristes acontecimientos alrededor de la vida del personaje que da nombre a la película, un guardián que descubre una bomba en una instalación de las Olimpiadas de Atlanta 1996, y cuyo aviso oportuno salva muchas vidas, sin embargo, pasa de héroe a villano gracias a una prejuiciosa investigación del FBI y al ensañamiento de varios medios de comunicación. En esta oportunidad, la presencia de Richard Jewell en los Globos de Oro es prácticamente decorativa, con una única mención para Kathy Bates a Mejor Actriz de reparto como la madre del sospechosa, y con posibilidades prácticamente nulas de llevarse el premio frente a las grandes favoritas de la categoría.

 

The Farewell de Lulu Wang:

Comedia dramática sobre una muchacha que viaja de EEUU a China a despedirse de su abuela (quién padece cáncer terminal, pero lo ignora), convocando para ello a una gran reunión familiar. Aunque tuvo gran suceso en festivales como Palm Springs y Sundance y reconocimiento para su protagonista (la cantante Awkwafina) en los Gotham Awards del cine independiente, su nominación en la categoría de Mejor Actriz de musical o comedia se da en un contexto en el que no hay claros favoritos en la terna. Donde no tiene ninguna chance, es en Mejor Película en lengua extranjera, donde la surcoreana Parasite y la española Dolor y gloria, se llevan todo el favoritismo.

Lea también:  Camila Ampuero: "Todos tenemos historias que contar"

 

Mujercitas de Greta Gerwig:

La cuarta adaptación en cine del clásico de Louise May Alcott, trajo consigo una mirada mas fresca y espontánea teniendo en cuenta el éxito que su directora consiguió con su obra anterior, Lady Bird, calando en el fragor de los nuevos aires feministas. Sin embargo, a pesar del buen trabajo de dirección, Greta Gerwig ha sido ignorada clamorosamente en esa categoría y solo ha obtenido dos menciones: Mejor Actriz para Saorsie Ronan, con posibilidades prácticamente nulas, y Mejor Banda Sonora Original, donde entre 1917 e Historia de un matrimonio no le dejan siquiera esa chance.