El popular comediante ganó a Mejor Actor en la gala del cine independiente por “Uncut Gems”. Adam Sandler no ocultó su enojo contra Hollywood por ignorarlo en el Oscar durante la entrega de los Spirit Awards.

Por Redacción COSAS

El que la Academia de Hollywood ignore el real talento nada nuevo ha de ser. En el caso de Adam Sandler, aplicado comediante de larga trayectoria, aunque son contados los papeles en los que ha demostrado que tiene madera para retos mucho mayores, estos no han dejado de ser notables. Como ejemplos basta citar Punch Drunk Love (2002) de Paul Thomas Anderson o The Meyerowitz Stories (2017) de Noah Baumbach. El año pasado, el protagonista de El cantante de bodas quiso elevar la valla y se embarcó en la nueva producción de los hermanos Josh y Benny Safdie, quienes ya habían impresionado con la impactante Good Time (2017). El proyecto se trataba de Uncut Gems, un thriller rebosante de cinismo y humor negro. Ahí, Sandler encontró espacio para ingresar en un registro oscuro al retratar a un joyero neoyorkino a quien las circunstancias lo llevan a escenarios extremos.  

La película, distribuida por Netflix, fue celebrada en muchos círculos de la crítica, pero ignorada por los principales gremios de Hollywood. Previo al estreno de la película en diciembre del año pasado, el actor ironizó sobre la posibilidad de ser ignorado en el Oscar durante una visita a The Howard Stern Show. “Si no lo consigo, voy a volver, y haré otra película que sea realmente mala a propósito para hacerles pagar a todos. Así es como los voy a obligar”, dijo en aquella ocasión. La broma no le hizo mucha gracia a la Academia y Sandler fue ignorado tanto en el premio del sindicato de actores (SAG Awards) como en el Oscar.

Lea también:  COSAS 613: conversamos con Carolina Herrera, entrevistamos a la ministra de la Mujer, y mucho más

Triunfo en los Spirit Awards

Pero donde el comediante tuvo su merecida revancha, fue en la premiación de los Spirit Awards, la gala que celebra a lo mejor del cine independiente, siendo una contracara de la mirada industrial del Oscar. Uncut Gems se convirtió en una de las grandes ganadoras de la noche al obtener los premios de Mejor Dirección para los hermanos Safdie, Mejor Edición y Mejor Actor para Adam Sandler, quien no se guardó nada en su discurso.

El discurso que incendió la pradera

“Hace unas semanas, cuando la Academia “me rechazó”, me recordó cuando asistí brevemente al instituto y fui ignorado para participar en la categoría superlativa: El Más Guapo en el anuario. Ese galardón fue otorgado a un imbécil que llevaba chaqueta vaquera y se llamaba Skipper Jenkins. Pero mis compañeros me honraron con el presuntamente menos prestigioso premio a la Mejor Personalidad. Esta noche, al mirar alrededor de esta sala, me doy cuenta de que los Independent Spirit Awards son los premios a la mejor personalidad de Hollywood. ¡Así que dejen que todos esos imbéciles obtengan sus Oscar mañana por la noche! ¡Su atractivo aspecto se desvanecerá con el tiempo, mientras que nuestras personalidades independientes brillarán para siempre!”

No sabemos si el actor cumplirá su amenaza de hacer la peor película de su vida. Lo que sí es seguro, es que la Academia de Hollywood difícilmente lo tendrá en cuenta en el futuro después de tan incendiario discurso.