No es ningún secreto el que Hollywood le tenga recelo al negocio del cine vía streaming. Pero ante el embate del coronavirus y la imposibilidad de contar con estrenos en salas, la Academia no ha tenido más remedio que cambiar sus reglas y permitir –excepcionalmente- que las nominaciones al Oscar 2021 admitan estrenos en plataformas. ¿Será el inicio del cambio?

Por Gonzalo “Sayo” Hurtado

La última ceremonia del Oscar con el grandioso triunfo de la surcoreana “Parasite”, dejó una sensación inusual de apertura al consagrar con los premios principales (Mejor Película y Director) a una producción asiática. Un privilegio que ni siquiera la promocionada “Roma” del mexicano Alfonso Cuarón tuvo en su momento.

Bong Joon Ho

Bong Joon Ho, director de “Parasite”, gran ganadora en el Oscar 2020.

Este cambio de perspectiva devino del criterio que primó en los gremios cinematográficos de Hollywood y, de incluso, la misma Asociación de la Prensa Extranjera a cargo de los Globos de Oro, quienes postergaron groseramente entre los ganadores a producciones de plataformas comoEl Irlandés” e “Historia de un matrimonio

Ya en 2019 se habían roto algunos paradigmas al conseguir la nominación de una producción concebida desde la plataforma de Netflix como “Roma”. Esto no se había dado antes, pero para conseguir la nominación al Oscar, la película debía ser programada como mínimo una semana en cines de Los Angeles y no ser estrenada previamente en ningún otro formato que no sea de pantalla grande.

Roma de Alfonso Cuarón

Roma de Alfonso Cuarón

Todo un suceso mundial durante su paso por festivales de cine, lo que se venía con “Roma” prometía un gran negocio en taquilla. Pero a pesar de los ruegos de los distribuidores que pedían por lo menos tres meses de exhibición para sacarle un buen margen, Netflix solo autorizó una ventana de 21 días antes de ser estrenada en su plataforma (el año pasado con “El irlandés” concedieron 27).

Lea también:  Babasónicos en Lima: 10 datos curiosos de la banda argentina

Ante ello, las grandes cadenas de cines se negaron a exhibirla y los 21 días que estipuló Netflix se cumplieron en un circuito de cine clubs y salas alternativas.

Todos contra Netflix

Cuando Netflix parecía fortalecer su posición dentro de la industria del cine, el Oscar 2020 le otorgó 24 nominaciones y tan solo dos estatuillas. En otros tiempos, producciones como “El Irlandés” hubieran encabezado la lista de favoritas por ser el género de mafia un clásico en el gusto del público estadounidense, además de tratarse del regreso del gran Martin Scorsese con un trío de lujo como Robert De Niro, Al Pacino y Joe Pesci.

Robert De Niro y Al Pacino en "El Irlandés" de Martin Scorsese

Robert De Niro y Al Pacino en “El Irlandés” de Martin Scorsese

Pero no. El ser una producción de plataforma la relegó mezquinamente y su saldo fue de cero premios. La industria del cine tradicional defendía así su feudo y enviaba un mensaje claro a las plataformas.

En tiempos del Coronavirus

Finalmente, lo que el conservadurismo de Hollywood no consiguió, la pandemia de coronavirus lo hizo posible. Ante el cierre de los teatros y cines en casi todo el mundo por las medidas de aislamiento social, los grandes estrenos en salas frenaron a mediados de marzo y el gran negocio se vio en serio peligro. A medida que la enfermedad se extendía y no había visos claros de cuando volvería todo a la normalidad, muchos escenarios empezaron a barajarse.

El primero y más inmediato lo era la imposibilidad de realizar una premiación del Oscar 2021 con tan solo los estrenos realizados hasta marzo. Dado que los estrenos de plataformas no califican directamente, lo que se venía podía ser o bien una postergación de la ceremonia más allá de febrero del próximo año, lo que solo conseguiría complicar más aún el calendario de estrenos y la realización del Oscar 2022.

Lea también:  Las actrices peruanas nos hablan de sus favoritas al Oscar

Oscar 2019

La otra alternativa, la cancelación, traería consigo una crisis mayor al ocurrir una circunstancia que no se daba desde 1933, único año en que no hubo evento.

Así, la única posibilidad pasaba por abrir el abanico a las plataformas y salvar el año programando ahí los estrenos en cola de sus grandes tanques. El no hacerlo podía sacar a relucir una circunstancia aún peor: el que Netflix, HBO, Amazon Prime y muchas otras compañías optaran por organizar una premiación para su modelo de negocio y ocupar el vacío de la industria tradicional ante los ojos del mundo.

El día histórico

El martes 28 de abril, la Junta de Gobernadores de la Academia de Hollywood tomó la histórica decisión de permitir que las películas que se estrenen en plataformas puedan acceder a las nominaciones al Oscar.

La medida, de carácter excepcional, es clara en señalar que esta facilidad le será otorgada a aquellas producciones que desde marzo tenían un estreno planificado en salas, lo que no quiere decir que cualquier película de streaming tendrá esa chance. Esta situación se mantendrá vigente hasta que las salas reabran, lo que se espera ocurra a finales de junio o julio.

Oscar 2017

La Academia ha sido muy clara en señalar que se trata de un mecanismo meramente coyuntural. Sin embargo, el tema de las películas en plataformas y su crecimiento en un mercado en el que la reglamentación tiene en un lugar preferencial a las proyecciones en teatros, es algo que en el corto plazo merece ser revisado. O en su defecto, la Academia bien podría contemplar una categoría para el cine que se difunde en estreno bajo ese modelo.

Lea también:  8 películas "no navideñas" que saben a Navidad

El insistir en mantenerse ajena a los cambios solo llevaría a una guerra de desgaste entre salas vs streaming, algo poco recomendable ya que el futuro siempre se ha impuesto en Hollywood. Por lo pronto, lo que nos espera para el domingo 28 de febrero de 2021, será seguramente una ceremonia austera y con menos glamour del acostumbrado a la luz de la pandemia que sigue flagelando al mundo.