Luciano Mazzetti

Cocinero y conductor de Viaja y prueba

Viaja y prueba

“El programa surge de preguntarme qué hacer para mantenerme en el mundo de la gastronomía sin trabajar en un restaurante. Estuve en dos muy buenas cocinas, y me di cuenta de que no era lo que quería. También pensé en cómo en casa me crió una gran cocinera, y que muchos de sus platos, que eran maravillosos, no llegaban nunca a los restaurantes. ¿Por qué algunos platos son considerados platos de exportación y otros no?

El programa tiene como objetivo viajar a diferentes regiones y atacar todos los restaurantes que podamos, a la vez que nos mantenemos económicamente viables.”

Cultura de complacencia

“No hay lugar donde no estén todos orgullosos de la comida local, lo que falta es cultura de calidad y buen servicio. No hay cuidado con los ingredientes. Una vez nos prometieron un pescado y en su lugar nos sirvieron tilapia. Cuando publicamos nos cayeron hasta amenazas. Creo que es una experiencia a resaltar porque a veces siento que nos quedamos en que cocinamos rico y nos dormimos en nuestros laureles. Hay que buscar y aceptar críticas.”

Tradición nacional

“Viajando veo a una generación de cocineros de sierra y selva cuya tradición se está muriendo a pesar de que ellos están abiertos a compartirla. Quiero conectar este conocimiento con la generación más joven de cocineros y comensales. Los que más nos ven tienen entre 24 y 34 años. 

Algo que tener en cuenta es que es imposible que lo gastro no mute. Las influencias de otros países van a seguir llegando, y nosotros mismos vamos a seguir experimentando. Sí es importante que como cocineros encausemos ese cambio. Y eso se logra trabajando y compartiendo. El camino está en normalizar ciertos consumos y ciertas recetas. Si nuestra comida no es parte del cotidiano, estamos dejando que muera y que solo quede, como el cuy chactado por ejemplo, como factor de shock para turistas.”