El fotógrafo Rafo Iparraguirre emprendió un viaje a través de seis departamentos en busca de retratar la belleza peruana. Los resultados se exhiben en la Sala de Arte Moderno de Larcomar.

Por André Agurto

“El artista es creador de belleza”, escribió Oscar Wilde en su única novela. Para crearla, primero hay que saber observar. A eso se dedicó durante mucho tiempo el fotógrafo Rafo Iparraguirre. Una vez que la detectó, salió a las calles y viajó por ciudades con su cámara para retratarla. El resultado se encuentra en su primera muestra individual: Peruvian Biuti, en la Sala de Arte Moderno de Larcomar.

“Estamos tan acostumbrados a no mirar que nos perdemos de un montón de detalles”, sostiene Iparraguirre.

Una nueva forma de mirar

Iparraguirre lleva 12 años continuos dedicados a la fotografía publicitaria y de moda. Sin embargo, los personajes que inmortalizó para Peruvian Biuti distan mucho de aquellos que ha estado acostumbrado a retratar (modelos, actrices, celebridades).

“La moda es fantasía”, expresa. Comenzó a trabajar en esta industria porque le gusta crear mundos en los que se vende una imagen perfecta: el maquillaje, la ropa, etc. “Pero todo es una ilusión, no es verdad”. Si bien ese mundo le atrae, Peruvian Biuti es una forma de descubrir qué hay más allá de los cánones estéticos.

“Quise retratar a gente que tuviera su propio lenguaje visual, que tuviera una manera única de vestirse y maquillarse”.  Encontró a sus posibles retratados caminando por Gamarra, en las playas de Aguadulce y durante sus viajes a Piura, Iquitos y Cusco.

La técnica que utilizó para fotografiar ha sido la misma que usa en sus editoriales de moda. En la imagen, el fotógrafo Rafo Iparraguirre.

“Más que el tema físico, quiero mostrar la belleza de manera integral”, explica el fotógrafo. En las personas que participan del proyecto, que se hizo en colaboración con la productora Morbo, hay actitud, hay sonrisas, hay dolor. “Traté de rescatar la belleza que normalmente el ojo normal no aprecia, los detalles que solo se observan si están colgados en la pared de una galería”, afirma.

Proyecto en marcha

Peruvian Biuti es la primera parte de este proyecto. Iparraguirre seguirá viajando a través de costa, sierra y selva con el fin de preparar un libro con las mejores fotografías. Hasta ese entonces, la muestra tiene las puertas abiertas.