La Municipalidad de Lima, en el marco de la implementación del PLAN MAESTRO DEL CENTRO HISTORICO,  ha dado inicio a un ambicioso proyecto de peatonalización que detonará en la revitalización del Damero de Pizarro, recuperando con autenticidad cada uno de los rincones de la vieja Lima.

Por Luis Martin Bogdanovich

Los trabajos de peatonalización del jirón Conde de Superunda, como podemos apreciar, ya se encuentran muy avanzados.

La ciudad de Lima, fundada el 18 de enero de 1535, fue trazada y proyectada como una estructura urbana pensada para peatones, y acaso caballos, mulas y carrozas. La llegada del automóvil en el siglo XX significó el inicio de una transformación que le ha robado a la ciudad histórica: unidad, originalidad, autenticidad y belleza.  Con la finalidad de recuperar el paisaje urbano histórico desdibujado por décadas, y siguiendo la pauta de otras tantas urbes antiguas y modernas que ven al ciudadano como el centro y eje de todas sus acciones, la Municipalidad de Lima  ha dado inicio a un ambicioso proyecto que detonará en la revitalización del centro histórico de Lima.

El Plan Maestro del Centro Histórico al 2035, tiene a la peatonalización como una de sus principales estrategias para recuperar su paisaje urbano histórico y revitalizar sus dinámicas urbanas para beneficio de habitantes y visitantes.

El 19 de abril de este año se inició la repavimentación con piedra de 41 cuadras del damero de Pizarro para darles un uso preferentemente peatonal.

A diferencia de las cerca de 40 cuadras peatonalizadas en los últimos 40 años, será la primera vez que un sector extenso y compacto del centro histórico de Lima tenga ese uso. La valiente decisión tiene por meta peatonalizar en un año la misma cantidad de cuadras recuperadas en los 40 años precedentes.

Lima

Así lucirá el jirón Áncash luego del proceso de peatonalización del Centro Histórico de la ciudad.

Sin dudas, un hito potentísimo para la recuperación del centro histórico de Lima, cuyos resultados no tardarán en evidenciarse. La obra marca el derrotero de las próximas intervenciones en el marco de la implementación del plan maestro del CHL y se adelanta a la reciente iniciativa decretada por gobierno central para el desarrollo de macro manzanas, así como se hizo meses atrás con las terrazas gastronómicas también contempladas en el plan maestro.

Lea también:  Renovación Popular busca la censura del Ministro del Interior, Juan Carrasco

A estas primeras 41 cuadras localizadas entre las avenidas Abancay y Tacna; y los jirones Amazonas – Santa y Santa Rosa – Huancavelica,  se sumaran otras 110 a ejecutarse en los próximos 10 años.  Esto beneficiará a vecinos, visitantes y turistas nacionales y extranjeros, quienes podrán caminar tranquilamente y admirar el patrimonio del Centro Histórico de Lima, cuya recuperación también está contemplada en la restauración de cerca de 200 fachadas de inmuebles monumentales de sector.

Vale destacar que la peatonalización no significa cerrar todas las vías al tránsito vehicular, sino priorizar los desplazamientos de las personas por sobre los vehículos. Sumando el uso de bicicletas y de un tranvía o bus eléctrico que interconectara los Barrios Altos con la tradicional plazuela de Monserarrate.

Así lucirá la tradicional plazuela de San Francisco luego del proceso de peatonalización del Centro Histórico de la ciudad.

Luego de su implementación, las calles contarán con una mayor espacialidad para los transeúntes, gracias a la ampliación de las veredas y el retiro de todo tipo de elementos que obstruyan el libre tránsito. Serán también espacios inclusivos para un mejor acceso de las personas con movilidad reducida, pues se nivelará la diferencia entre la calzada y la vereda y se instalarán amplios formatos de piedra en la vereda para reducir las vibraciones de las sillas de ruedas, así también la instalación de pisos podotáctiles para facilitar el acceso a personas con discapacidad visual.

Dentro de los componentes que incluye el proyecto se encuentra el de mejoramiento de la iluminación. Con la liberación del espacio en las calles, los postes de iluminación serán cambiados por brazos ornamentales; los cuales han sido ubicados estratégicamente y con los lúmenes adecuados para mejorar la iluminación actual, brindando así espacios más seguros, dejando atrás las calles oscuras y peligrosas.

Lea también:  Jorge Ruiz de Somocurcio: una metrópoli atada de manos

En lo concerniente al mobiliario, se propone la instalación de tachos de basura en todas las calles para mantener las calles más limpias. Además, la instalación de bolardos en las vías por donde circularán vehículos para proteger al peatón.

Otro componente es la semaforización. Por lo que se ha venido desarrollando una propuesta orientada a la peatonalización, brindando más seguridad a los peatones y ciclistas en el uso de las calles; así también nuevo mobiliario para los semáforos acorde con el diseño de todos los elementos que se implementarán en la peatonalización, de tal forma que el espacio urbano sea armonioso.

Una alternativa para el cambio sostenible

Avances en los trabajos de peatonalización

Este proyecto puesto en marcha cobra especial vigencia en la coyuntura actual. En el contexto de las medidas frente al Covid-19, dictadas por el gobierno central, se vuelve necesario disponer estrategias orientadas a promover el distanciamiento social y contar con espacios más amplios para disfrutar de las calles del Damero de Pizarro, para así proteger la seguridad y la salud de los ciudadanos de a pie.

Peatonalizar las calles permitirá reactivar la economía local, impulsando la actividad turística y comercial, tan golpeados por la pandemia. Las personas podrán caminar tranquilamente, admirar el centro histórico; y los negocios locales podrán tener ese dinamismo económico que permitirá no solo generar más puestos de trabajo, sino también incentivar el turismo.

Ha sido demostrada  la mejora en la calidad del aire y la reducción de la contaminación sonora producida por los cláxones entre los beneficios que nos traerá la peatonalización.

La primera etapa lista para el Bicentenario

Lima

Así lucirá la plazuela Santo Domingo luego del proceso de peatonalización del Centro Histórico de la ciudad.

En abril de este año se iniciaron las obras de peatonalización de las ocho calles que constituyen la primera etapa del proyecto: la primera cuadra del jirón Amazonas y del jirón Lampa, la segunda cuadra del jirón Junín, las cuatro primeras cuadras del jirón Conde de Superunda y la primera cuadra del jirón Callao; las cuales, según lo previsto, estarán listas para las conmemoraciones en nuestra capital del Bicentenario de la Independencia del Perú.

Lea también:  Una oportunidad para recuperar el paisaje urbano histórico del Paseo Colón y su entorno: Los desafíos de la línea 2 del metro

Como parte de los trabajos se ha retirado la carpeta asfáltica, los sardineles de piedra, los adoquines de cemento y el concreto de las veredas, así también se ha realizado la excavación de zanjas para el tendido de tuberías sanitarias.

Es importante resaltar que lo más importante de la peatonalización es que se está recuperando los espacios públicos bajo las directrices establecidas en el Plan Maestro y busca llevar al Centro Histórico de Lima al nivel de otros centros históricos alrededor del mundo.

Lima se prepara para el inicio del año jubilar del bicentenario de la Independencia del Perú con proyectos que revaloran el patrimonio y reivindican a los ciudadanos de a pie. Continuar con la ruta trazada es tarea de todos.

DATO

El Centro Histórico de Lima tiene un área total de 1033 hectáreas,  678 inmuebles declarados monumento, 1292 inmuebles de valor monumental, 25 inmuebles de valor monumental moderno, 64 ambientes urbano-monumentales y un centenar de esculturas públicas. Es el centro histórico del Perú con mayor cantidad de monumentos, iglesias, conventos, monasterios, museos y bienes culturales muebles registrados.

Suscríbase ahora para obtener 12 ediciones de Cosas y Casas por solo 185 soles. Además de envío a domicilio gratuito y acceso instantáneo gratuito a las ediciones digitales.