Nuevas investigaciones en sobrevivientes de COVID-19 revelan que podría tener secuelas que afecten al sistema ocular.

Por Redacción COSAS

Secuelas

Muchas personas se enfrentan a diversas secuelas después de superar el COVID-19.

Tras más de año y medio de convivencia con el letal coronavirus, siguen apareciendo nuevas investigaciones que arrojan datos sobre la enfermedad respiratoria.

Esta vez, un estudio enfocado en el “Long Covid” o las secuelas con las que se tiene que convivir luego de atravesar por el virus, ha descubierto que podría causar serios problemas oculares.

Como se recuerda, entre las principales secuelas se encontraban el cansancio, dolor de cabeza, pecho y músculos, pérdida de gusto y el olfato y alteraciones en el ciclo menstrual.

Sin embargo, en febrero de este año, un estudio de un grupo de investigación francés publicado la revista Radiology, planteó que el virus afecta a varios órganos además de nuestros pulmones.

¡Atención con los ojos!

Secuelas

Estudios revelan información importante sobre secuelas en la vista tras el COVID-19.

Los ojos serían los órganos más afectados. Algunas de las secuelas causadas por la infección podrían reflejarse en anormalidades como la conjuntivitis, quemosis, retinopatía o neuritis óptica.

Tomando como objeto de estudio a 129 pacientes con COVID-19 severo, se encontró que un 7% de ellos presentaron cambios en el globo ocular con la aparición de nódulos en la parte posterior de los ojos.

Según los expertos, estos aparecen aparentemente en respuesta a la inflamación desencadenada por el virus y a un inadecuado drenaje de las venas que están alrededor de los ojos debido a la posición boca abajo en la que permanecen los pacientes intubados en UCI.

Lea también:  Vacuna COVID-19: A partir de hoy, mayores de 70 años podrán revisar su fecha y lugar de vacunación

Sin embargo, el dato más preocupante llega luego de que los investigadores indicaran que el COVID-19 puede dañar la córnea.

Los pacientes que han experimentado cuadros más graves del letal virus se enfrentan a mayores secuelas.

En un estudio realizado a 40 pacientes sobrevivientes de COVID, se encontró una pérdida de las fibras nerviosas de la córnea y un incremento en las células dendríticas que son claves para la respuesta inmunitaria del cuerpo.

En ese sentido, se afirma qué hay un degeneración de la córnea debido a la inflamación que está ligada a la intensidad con la que el virus atacó a la persona.

Es decir, si los pacientes presentaron una infección más grave,  presentan un mayor daño del tejido corneal.

Suscríbase ahora para obtener 12 ediciones de Cosas y Casas por solo 185 soles. Además de envío a domicilio gratuito y acceso instantáneo gratuito a las ediciones digitales