La Navidad es una fecha de celebración y, claro, nos gusta disfrutarla como reyes. Lamentablemente, diciembre no es precisamente un mes amigable con el medio ambiente. Este 2019 eso puede cambiar, con una pizca de compromiso y creatividad. 

1. Utiliza bolsas eco amigables

El uso de las bolsas eco amigables debe ser permanente.

Diciembre es, sin lugar a dudas, el mes de las compras. Y si algo debemos tomar en cuenta es que el uso de bolsas eco amigables debe ser permanente. Si alguna vez las compramos porque queríamos ser más eco friendly o porque se pusieron de moda, pero las dejamos guardadas, este es el momento perfecto para sacarlas y llevarlas a todas nuestras compras, ya sea de regalos o para los ingredientes de nuestra cena navideña. 

2. Empaca los regalos con papel reciclado

Una forma bastante original de envolver tus regalos.

Los papeles de regalo son llamativos y atractivos. Lamentablemente, suelen ser de un material plastificado y que solo utilizamos una vez. Para evitar el aumento de desperdicios esta Navidad, podemos envolver nuestros obsequios con papel reciclado o papel periódico. Son pocos quienes utilizan esta técnica, porque se suele considerar poco estética. Sin embargo, es bastante original y, por supuesto, más consciente. 

3. Piensa en un regalo diferente

Un viaje corto o paseo siempre es una buena experiencia.

Lo material suele ser nuestra primera opción al momento de elegir un regalo. Esta Navidad, pensemos diferente y consideremos obsequiar experiencias en lugar de cosas. Una sesión de masajes, una cita en un spa, una tarde en un parque de diversiones, una suscripción a Netflix o Spotify, una cena romántica o una escapada de fin de semana a un lugar fuera de Lima.

Lea también:  Guía navideña COSAS: los mejores servicios de catering y decoración para estas fiestas

4. Considera donar lo que no usas

Únete con amigos y familiares, y lograrán llevar felicidad a más niños esta Navidad.

Navidad es la época en la que muchos renovamos nuestro armario. Ya sea con ropa regalada o con prendas que nosotros mismos compramos para esta época especial. ¿Eso que significa? Que también vamos a deshacernos de muchas cosas que a veces acaban en la basura. Antes de botar esa ropa, juguetes o calzado, busca a alguien que pueda necesitarla. Puedes llevarlas a albergues, hospitales o fundaciones sin fines de lucro, quienes se lo entregarán a personas que lo necesiten. Es más, reúnete con amigos y familiares, y no dejes pasar esta oportunidad para hace sonreír a alguien esta Navidad. 

5. Decora con objetos reutilizables

Renovar decoración todas las navidades es divertido, pero no precisamente eco amigable.

Un nuevo pasatiempo para este mes de diciembre: prueba hacer colgantes con material reciclado. Utiliza materiales como cartón, telas, envases pintados o botellas plásticas. ¡Pongamos a prueba nuestra creatividad! Finalmente, si tienes una agenda muy ajustada y no tienes tiempo suficiente para crear tus propias decoraciones, opta por objetos que puedas reutilizar el siguiente año (y quizás algunos más).