¿Un auto clásico antiguo pero sin dañar al medio ambiente y con un sentido más moderno? La estrella de fútbol, David Beckham, está invirtiendo en una empresa que mezcla lo mejor de dos mundos.

Por Fiorella Bejarano

David Beckham no solo es una de las estrellas de fútbol más reconocidas, sino que en sus últimos años en el Paris Saint-Germain, llegó a ser el jugador mejor pagado del mundo, acumulando una fortuna de 50 millones de dólares en menos de un año.

No obstante, su fortuna ascendería a unos 450 millones de dólares (aproximadamente), debido a sus patrocinios, colaboraciones con marcas y por supuesto, sus propias inversiones. Actualmente, y ya encontrándose en sus lately forties, él es más un hombre de negocios en busca de nuevas oportunidades de inversión.

Classic Beckham

La nueva afición de Beckham parece inclinarse más por el cuidado medio ambiental, sin dejar de lado su pasión por los autos. Por ello, una de sus más recientes inversiones es con la empresa Lunaz, que con una innovadora propuesta puede convertirse en tu nueva lovemark. Esta se encarga de otorgarle una nueva vida a los autos clásicos, te preguntarás: ¿Cómo lo hacen? La respuesta volará tu cabeza.

La transformación de los clásicos

Lunaz rediseña y electrifica tus clásicos favoritos, cambiando su interior y convirtiéndolos en autos eléctricos, manteniendo toda su esencia de lujo. Tal y como lo señala la empresa británica en su sitio web: “Hacemos de estas máquinas icónicas una propuesta relevante y utilizable para el siglo XXI. Un automóvil clásico no es solo para esta generación, debe ser conducido y disfrutado por muchos más”.

Lea también:  Autos voladores y mascarillas en la única feria automóvil importante de 2020

LUNAZ BECKHAM

Modelos con los que trabajan

La casa automovilística ya cuenta con modelos como Bentley, Jaguar, Rolls-Royce y Range Rover clásico disponibles, convirtiéndose así en la primera compañía en crear una versión eléctrica de un Rolls-Royce.

Entre los autos más icónicos que tiene entre sus filas, está un 1961 Rolls-Royce Phantom V, y un 1961 Bentley Continental Flying Spur, ganador de premios. En definitiva, si te apasionan los autos eléctricos y lo clásico, estos dos son una excelente opción.

La idea es completamente revolucionaria, por no decir magnífica, ya que no solo redefine por completo el mercado de los autos clásicos antiguos, sino que además permite que las nuevas generaciones puedan seguir usándolos pero reduciendo la huella de carbono. Al tener un completo cambio de ingeniería enfocado al sistema eléctrico, encajan a perfección con la era actual y sus exigencias, manteniendo su aspecto serio y clásico.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por LUNAZ (@lunazdesign)

En el contexto actual, que como algunos estudios confirman, en los últimos años el gusto por lo vintage y cualquier evocación al pasado, ha causado gran impacto en diversas industrias, desde la moda y ahora con los automóviles.  No obstante, cabe resaltar que Lunaz no crea autos nuevos inspirados en los antiguos, sino que toma los viejos para darles una segunda vida, más eco-friendly y por qué no, más lujosa. Según los reportes, todos los motores son diseñados bajo la guía de Jon Hilton, ingeniero triple ganador de la Fórmula 1.

Otros inversionistas en Lunaz

Pero, ¿a qué otros inversionistas se une David Beckham con esta nueva alianza? Se trataría de las familias Barclay y Reuben, además de Alexander Dellal. De acuerdo con Forbes, esta inversión serviría para que Lunaz no solo se comercialice dentro del Reino Unido, sino que pueda expandir su operación hacia vehículos industriales (por lo que tendremos alternativas más accesibles) y que sea a una escala global, lo que incluso podría significar expandir su catálogo de autos clásicos, pudiendo renovar otros de países extranjeros.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por LUNAZ (@lunazdesign)

En cuanto a los vehículos industriales, la visión es interesante ya que la empresa busca ofrecer servicios que sean económicamente más accesibles para clientes. Por ejemplo, puede ser más barato “electrificar” una flota de vehículos industriales que comprar una nueva flota.

Lea también:  Obras maestras: los seis autos más deseados del mundo

El CEO de Lunaz, David Lorenz (quien fundó la empresa en 2019) señala: “Nuestro acercamiento salvará el capital de los operadores de flotas mientras que reducirá el gasto en el camino global hacia un mundo sin emisiones de carbón. Este compromiso de inversión es testamento del camino de Lunaz para definir el mercado para re-manufacturar y convertir hacia trenes motrices con aire limpio”.

Así que si eres amante de lo clásico, los autos de lujo y del medio ambiente, estos autos están totalmente aprobados por Beckham.