Nuestra bebida bandera ha llegado muy lejos. El de Tacama está en los bares, hoteles, clubes y restaurantes más reconocidos del Viejo Continente, transformándose así en uno de los más codiciados.

Por Redacción COSAS

Se sabe que el Pisco tuvo gran fama y prestigio durante el siglo XIX e inicios del XX, no solo en el Perú, sino también fuera del país. Así, arribó a los bares de San Francisco (Estados Unidos) y se convirtió en insumo del famoso coctel Pisco Punch. Incluso, el escritor británico Rudyard Kipling, quien nació en la India, mencionó a la bebida peruana en su obra From sea to sea, publicada en 1899. En pleno siglo XXI, el éxito en el extranjero vuelve a acompañar a nuestro Pisco.

Por ejemplo, “si tomamos como referencia el periodo entre 2017 y 2021 para analizar su comportamiento, vemos que las exportaciones han venido aumentando sostenidamente”, afirma Mónica Chávez Camacho, gerenta de Comercio Exterior de la Cámara de Comercio de Lima (CCL). En el año 2020 se generó una caída, principalmente sustentada por la pandemia, pero las exportaciones se recuperaron rápidamente en el 2021. Es más, según PromPerú, el año pasado las exportaciones de Pisco pasaron los US $7.6 millones y los casi 1.5 millones de litros.

En promedio, indica Mónica Chávez, el Pisco peruano se exporta a unos 47 países, siendo América del Norte donde más se compra. Europa es el segundo continente al que más exportamos y, dentro de sus países, España es nuestro principal comprador, seguido de Países Bajos, Francia y Reino Unido. Dentro de los destinos más lejanos a los que se exporta el Pisco se encuentran Taiwán, Emiratos Árabes, Japón, Corea del Sur, Australia, India y China.

En el top

Ahora bien, entre las empresas que exportan nuestra bebida al exterior encontramos a Tacama, la viña más antigua del Perú y Sudamérica. “Su Pisco es el más vendido de Europa”, revela María del Pilar Granda, gerenta comercial de la empresa. Lograr esto “no es fácil, pero hay que ser constantes y participar en ferias y eventos alrededor del mundo para dar a conocer la valía del producto. Tacama fue una de las pioneras en hacerlo. Por eso, ahora lideramos las exportaciones. Además, hay que tener buenos importadores y socios comerciales para poder llegar a más locales”, añade.

De esta manera, Tacama ha llegado a sitios emblemáticos en el Viejo Continente, como el hotel de lujo Mandarín Oriental París, situado en el corazón de la capital francesa. Allí, en su carta, está el Demonio de los Andes. En Inglaterra, ha estado presente en el club 5 Hertford Street y en el Club Privado Annabel’s, donde sus socios disfrutaron de una noche en la que el Demonio de los Andes fue uno de los ingredientes principales de sus cócteles.

En España, “está en establecimientos considerados entre los 50 mejores bares del mundo, como el Salmon Guru —fundado por Diego Cabrera y galardonado con el Michter’s Art Of Hospitality 2021—; en hospedajes reconocidos como el Majestic Hotel & Spa; en restaurantes peruanos top, tales como Piscomar de Madrid o Nikkei 103 de Barcelona; y en tiendas gourmet de vinos y destilados como El Corte Inglés”, revela Antoni Porta, director de Marketing & KAM de Iberlicor, la empresa de importación y distribución en España y países de Unión Europea.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Salmon Guru 🍸 (@salmonguru)

Asimismo, el pisco Demonio de los Andes es protagonista en Boadas, la coctelería más antigua de Barcelona; forma parte de La Rosa, el coctel del London Bar de Barcelona; y es la estrella en la Terraza Alaire, ubicada en el piso 8 del hotel Condes, desde donde se puede apreciar La Pedrera del arquitecto Gaudí. En palabras de Antoni Porta, el Demonio de los Andes es considerado el mejor en la categoría y para los establecimientos es sinónimo de innovación, de alta calidad y de estar a la moda.

Un regalo del Perú

Además de España, Reino Unido y Francia, el Pisco de Tacama actualmente se exporta a Estados Unidos, Canadá, Colombia, Costa Rica, Italia, Alemania, China, Australia, Tailandia, Vietnam, Singapur, Indonesia, Filipinas y un largo etcétera. Su origen peruano y su calidad superior lo transforma en lo más deseado.

Para Mónica Chávez Camacho, gerenta de Comercio Exterior de la CCL, es importante que un Pisco peruano haya llegado a lugares tan reconocidos, porque nos permite mantener y reforzar su imagen, como una bebida diferenciada, no solo por su calidad, sino también por su historia, cultura y tradición. ¿Otra razón? “Porque permite mostrar y demostrar que no se trata solamente de una bebida alcohólica o un coctel, sino de un excelente complemento y acompañante de los diferentes potajes y experiencias gastronómicas en el mundo”. Sí, la singularidad de este destilado de uvas permite ofrecerles a los paladares internacionales nuevos aromas, sabores y vivencias.

Hoy queda claro: en el extranjero, la autenticidad y tradición del Pisco peruano sorprende positivamente. Luego, al probarlo, se quedan completamente fascinados por sus cualidades organolépticas y su capacidad para mezclarlo y combinarlo. Tan solo a febrero de este año, señala PromPerú, las exportaciones ya sumaban los US $1.4 millones, registrando un crecimiento de 80 % respecto al 2021. El futuro promete.

Suscríbase ahora para obtener 12 ediciones de Cosas y Casas por solo 185 soles. Además de envío a domicilio gratuito y acceso instantáneo gratuito a las ediciones digitales.