5. Escultura en movimiento

Se encuentra en un terreno rodeado de campos de golf, zonas verdes y hasta un pequeño lago, en la región portuguesa de Algarve. La Casa Vale do Lobo, diseñada por el estudio Arqui+, tiene una planta en forma U, y uno de sus extremos está dedicado a la piscina.

La piscina está levantada en voladizo, lo cual hace que el agua caiga en cascada hacia la parte baja, donde hay una suerte de alberca. De este modo, en lugar de limitarse a ser un elemento arquitectónico más, se convierte en un objeto escultórico.

piscina

6. La piscina del futuro

Parece el escenario de una película de ciencia ficción. Sin embargo, a pesar de las apariencias, es real. Así concibió el estudio J. Mayer H. la Casa Dupli, uno de sus proyectos más célebres, que incluye una piscina cubierta en uno de sus ambientes.

Minimalista al máximo, con un aspecto algo artificioso, el espacio ocupa una buena parte de la planta baja, cuya geometría está basada en la “huella original” del edificio que existía anteriormente en el lugar, que cuenta con vistas a la ciudad alemana de Marbach.

piscina

7. Naturaleza salvaje

Fundado en 1929, el Bondi Icebergs Club de Sydney es, según sus responsables, el hogar de la natación de invierno. De hecho, sus instalaciones, que incluyen varias piscinas descubiertas, son famosas en el mundo gracias a ello.

La sencillez de la propuesta no opaca su encanto. A menudo, como se muestra en la fotografía, las terrazas están sometidas a las inclemencias del tiempo. La mayor damnificada es la piscina que linda con el mar, la cual atrae a los practicantes de deportes de riesgo.

piscina

8. Transparencia asiática

La Casa Meera, también conocida como Sky Garden House, tiene varios detalles originales, como los techos y las cubiertas verdes que crean la ilusión de que cada piso se encuentra sobre un jardín.

Además, los responsables de Guz Architects la rodearon de estanques y fuentes de agua, lo cual le da un intenso aroma oriental. Una de las piscinas, incluso, sirve de ventanal en el sótano de esta casa que se encuentra en la isla de Sentosa, en Singapur.

piscina

9. Después de los juegos

El Centro Acuático Nacional de Beijing, la piscina de los Juegos Olímpicos de 2008, fue diseñado por la firma australiana PTW Architects. Su diseño en forma de cubo de hielo la convirtió en una de las instalaciones favoritas del evento.

Sin embargo, sucede que, tras los Juegos, muchas instalaciones deportivas quedan abandonadas y en desuso. Para evitarlo, cuando no hay competencias, esta piscina se transforma en un popular centro acuático, que destaca por su imaginería kitsch.

Lea también:  CityAirbus: ¿finalmente llegan los taxis voladores?

piscina

10. La balsa de madera

Las láminas de madera recorren toda la Casa Deck, de los arquitectos chilenos Felipe Assadi y Francisca Pulido. La terraza, donde se encuentra la piscina, no es una excepción. Incluso, la pendiente del piso favorece el descanso del bañista, quien tiene la sensación de que se encuentra en una amplia chaise longe.

El material utilizado ha sido el pino insigne para el interior, y el roble hualle –que es más duradero– para el exterior. De nuevo, las características del diseño de la piscina aparecen potenciadas por un atractivo paisaje, el del valle de la localidad de Rungue, ubicado al norte de Santiago.