“Ahora que Meghan ha regresado a Hollywood, nunca ha sido más oportuno revisar el destino de la primera duquesa estadounidense”, ha declarado Anna Pasternak, la escritora de la biografía de Wallis Simpson,The American Duchess”, que será llevada a la pantalla grande, con Cate Blanchett como protagonista. La primera duquesa americana impactó al mundo por muchos motivos, incluyendo su estilo. Con motivo de la película, recordamos sus momentos más icónicos.

Por: Redacción Cosas

Así como era criticada por su vida personal, Wallis Simpson era muy admirada por su sentido del estilo. Desde que se supo de su relación con el príncipe Harry, Meghan Markle no dejó de ser comparada con Simpson, considerada la mujer culpable de la mayor crisis (y escándalo) de la monarquía británica de la primera mitad del siglo XX. Las comparaciones eran sutiles primero, y se enfocaban en el origen americano de ambas y en sus matrimonios previos; luego se hicieron absolutamente explícitas, tras la renuncia de los Sussex a la familia real. Desde entonces, la frase del diseñador Roland Mouret: “Ámala u ódiala, el mundo sigue estando obsesionado por esa mujer”, nunca ha sido más precisa…

Mouret también ha dicho que “no puedes trabajar en la moda y no estar inspirado por la vida y el guardarropa de Wallis Simpson”. Wallis era conocida por su colección de piezas de alta costura, que incluía trajes hechos a la medida por diseñadores como Elsa Schiaparelli, Christian Dior y Vionnet. 

El estilo de Wallis Simpson tiene un sello personal de lujo y glamour. Simpson, la divorciada estadounidense cuya relación con el rey Eduardo VIII inició la crisis de abdicación de 1936, se convirtió en duquesa de Windsor y pasó el resto de sus días en París, y en fantásticas residencias de campo y de veraneo que alquilaban por temporadas. Y, claro está, cada destino necesitaba de un guardarropas nuevo. Aquí algunos de sus looks más memorables.

Lea también:  Paula Mendoza: joya de exportación

 

1927

Tomada en el momento de su divorcio de su primer esposo, Earl Winfield Spencer, Simpson, de 30 años, posa con las faldas hasta los tobillos de moda de la época, con un cinturón y un sombrero.

 

1936 

El entonces Príncipe de Gales de vacaciones con Simpson. Se había convertido en su amante en 1934.

wallis simpson

1936 

Simpson con un vestido de lentejuelas en París.

Wallis simpson

1937 

El día de la boda de la pareja en el Chateau de Conde, cerca de Tours, Francia.

1937 

La duquesa posando para Vogue en los jardines del Chateau de Cande, con el vestido ‘Langosta’, que diseñó en conjunto con Salvador Dalí.

wallis simpson

1939 

El motivo con estampado o aplicaciones de hojas era el favorito de la duquesa, aquí lo usa en un vestido plisado.

wallis simpson

1939 

El duque y la duquesa en su casa, la Villa La Croe, en Cap D’Antibes, Francia.

1939 

La reina Elizabeth II y Wallis, con vestido de Schiaparelli.

1944 

La duquesa posa para Vogue vistiendo un traje de Vionnet.

1950 

La pareja en trajes otoñales en la campiña francesa.

Wallis simpson

1953 

La duquesa en un baile en Versalles, con un collar de Cartier.

wallis simpson

1953 

La pareja se ve extraordinariamente extravagante durante unas cortas vacaciones en el balneario de Rapallo en la Riviera italiana.

 

1967 

El duque y la duquesa posan para Vogue con sus perros en el Moulin de la Tuilerie, su casa de campo en las afueras de París.