De entre todos los colores, el azul marino es el único que puede competir con el negro, tiene todas las mismas cualidades”, dijo Christian Dior, y Maria Grazia Chiuri decidió probar que el maestro no se equivocaba. La directora creativa, primera mujer al mando de la casa de moda, presentó una colección que podría definirse como su periodo azul. 

Azul marino, naval, azulino, oscuro casi negro, y más. Todos los tonos de azul estuvieron presentes en el la segunda pasarela de Chiuri, quien nos enseñó que azul son el mar y el cielo, y lo pueden ser también lanas y lentejuelas. La pasarela mostró un Christian Dior provocativo y abiertamente femenino. Es el regreso de la casa a la pura, plena y fantástica tarea de vestir a las mujeres como se debe: con ropa que ellas mismas soñarían para sí mismas. 

La colección es una lección de historia y estilo. Para empezar, cortes y estilo están inspirados en las Panteras negras, mientras que los peinados, herencia del siglo XIX y a cargo de Guido Palau, son un claro guiño hacia la propia Revolución Francesa. Esta es una colección que habla de esa rebeldía romántica que acompaña a todo el que sabe que su causa es justa. Dior homenajeó en su pasarela anterior al movimiento feminista con una camiseta que citaba a Chimamanda Ngozi Adichie afirmando que “todos deberíamos ser feministas”. Este año repite el apoyo con un giro hacia la mujer en combate. Dior escuchó a Beyoncé y se puso in formation.

 

 

Revolución Dior

El protagonista de la noche fueron los gorros de cuero, todos ligeramente inclinados. Lo interesante es observar como conjugan un punto medio entre las gorras rojas de los sans culottes y las boinas negras de las Panteras. Francia se encuentra viviendo un momento crucial en su historia. País dividido entre los partidos socialista y republicano prácticamente desde que se estableciera la quinta república, sus próximas elecciones (el 23 de abril) podrían cambiar por completo el rumbo del país y de Europa. Las encuestas muestran que los partidos tradicionales podrían quedar eliminados en primera vuelta, y que quienes llegarían al final de la pelea serían los nacionalistas de Marine LePen y los liberales de Emmanuel Macron.

Dior y Chiuri no solo nos han traído una pasarela que le sonríe a aquellas revoluciones del pasado que nos permitieron un mejor presente, sino que establece la postura de moda y casa en la política de su país. Francia se debate ya no entre izquierda o derecha, sino entre cerrarse en su sector más conservador o llegar a una apertura real. ¿Seguirán vigentes la libertad, igualdad y fraternidad?

Rihanna, y el resto de asistentes

Como una de las principales pasarelas del año, la primera fila fue un sueño de celebridades. Empezando por Rihanna, quien pareció divertirse vestida enteramente de Dior, llegaron Kate Moss, Karlie Kloss, Rosamund Pike, Alicia Keys, y más. 

[ngg_images source=”galleries” container_ids=”706″ display_type=”photocrati-nextgen_basic_slideshow” gallery_width=”600″ gallery_height=”400″ cycle_effect=”fade” cycle_interval=”10″ show_thumbnail_link=”1″ thumbnail_link_text=”[Show thumbnails]” order_by=”sortorder” order_direction=”ASC” returns=”included” maximum_entity_count=”500″] 

Mira la colección completa:

[ngg_images source=”galleries” container_ids=”707″ display_type=”photocrati-nextgen_basic_thumbnails” override_thumbnail_settings=”0″ thumbnail_width=”240″ thumbnail_height=”160″ thumbnail_crop=”1″ images_per_page=”20″ number_of_columns=”0″ ajax_pagination=”0″ show_all_in_lightbox=”0″ use_imagebrowser_effect=”0″ show_slideshow_link=”1″ slideshow_link_text=”[Show slideshow]” order_by=”sortorder” order_direction=”ASC” returns=”included” maximum_entity_count=”500″] 

 

Por Alejandra Nieto