La diseñadora peruana presentará Too much information by Epson y Nasca en la edición primavera-verano 2018 del Lif Week: ambas colecciones buscan reivindicar la cultura peruana a través del color y los estampados. 

Por: María Alejandra López

Entrar al atelier de Ana G es similar a entrar a una galería de arte: las almohadas, las sillas e, incluso, los cuadros que cuelgan en las paredes han sido intervenidos por la diseñadora. “Mi esposo siempre me dice ‘me tengo que mover porque ahorita me pintas'”, cuenta Ana María. Si bien Ana María sintió una inclinación por el arte desde que era niña y hoy es una de las diseñadoras más importantes del Perú, ella no siempre creyó en ese destino. “En el Perú, tenía varios amigos que me decían ‘tú no eres diseñadora, eres administradora’. Siento que aquí te etiquetan con mucha facilidad y no siempre puedes salir de tu caja”. 

Fue durante el tiempo que vivió en Miami, donde realizó su primer desfile con prendas pintadas a mano, que empezó a creer en su vocación. “Uno de los momentos más satisfactorios de mi carrera fue cuando pinté mi primer metro de tela. Estaba escuchando María Callas y me atreví. Rompí ese miedo. En vez de hacer cuadros, ahora pinto en mis telas”. Durante los años que vivió en Estados Unidos, además, Ana María abrió una boutique y descubrió que habían cientos de personas que apreciaban su trabajo y querían conocerlo. “De pronto yo, la que no era ‘diseñadora’, fui ganando confianza en mí misma”.

Inclinación por el arte

Para Ana María, si bien su ropa tiene una clara influencia europea, los colores que utiliza están inspirados en el Perú. “Cuando vivía en Miami, la gente entraba a mi tienda y me hablaba en francés. Al inicio, pensaban que era una boutique francesa y cuando veían los colores de mis prendas me preguntaban ‘¿eres peruana?'”, recuerda.

Blue #FashionFriday #ANAGaddict #YLosPajaritosCantan

A post shared by ANA.G (@anagofficiel) on

La diseñadora enfatiza que, a pesar de que involucra varios elementos de la cultura peruana en sus diseños, su estilo no ha sido fácil de dirigir en el país. “Diseño para una mujer que no quiere resaltar su femineidad de una forma coqueta, sino con una inclinación al arte. Si llevas un escote bien pronunciado, es obvio que la gente te va a mirar, pero si llevas algo diferente harás a los demás pensar”, explica. “Yo hago el 50% al diseñar una prenda y el otro 50% lo pone la actitud de las personas que la llevan”.

Lea también:  Louis Vuitton, los mejores zapatos y carteras del desfile 2021

Too much information

En la edición otoño-invierno 2017 del Lif Week, Ana María ganó el Premio Epson: éste le permitió diseñar una colección -que llevará al Epson Digital Couture 2018, en Nueva York- trabajada con la técnica de sublimación textil. Esta técnica consiste en estampar diseños a color sobre el tejido con ayuda de una impresora especial. Ana María fue la pionera en trabajar la sublimación textil en el Perú. 

La colección -que presentó por primera vez en la última edición de El Rastrillo– está inspirada en un clutch que diseñó con motivos peruanos. “Empecé a pintar en mi iPad con los colores de mi bolso y decidí que la colección debía llamarse Too much information por el despliegue de colores y la energía que habían en los diseños”. La propuesta está compuesta por vestidos, pantalones, sacos, blusas, faldas y shorts, con una predominante influencia de colores andinos. 

Nasca

Cuando Ana María era adolescente, solía viajar regularmente a Europa. Esas experiencias la acercaron a una cultura que eligió como inspiración para sus primeros diseños. Hoy en día, la diseñadora también suele viajar para mantenerse informada sobre las últimas tendencias del arte y la moda. “Si estoy de viaje durante diez días, me tomo cinco días para visitar museos y exposiciones. También he participado en varias clases sobre tendencias”.

Lea también:  San Valentín: Guía de regalos HECHOS EN PERÚ

Su última exposición, Nasca -que presentará en exclusiva durante el Lif Week primavera-verano 2018-, está inspirada en la exposición que el MALI inauguró este año sobre la cultura prehispánica. A diferencia de Too much information, los colores de Nasca hacen alusión a la tierra y el desierto, y también recurren a los símbolos más representativos de la cultura Nasca.

Ambas colecciones se presentarán en la próxima edición del Lif Week, un evento en el que Ana María ha participado desde sus inicios -en el 2011-. “Considero que es más importante  tener éxito y ser reconocido en tu país que en la China, porque te reconocen tus amigos y tu familia”, expresa la diseñadora, quien también llevará su trabajo al New York Fashion Week -junto a Epson- en el mes de febrero: “Quiero dar lo mejor de mí y que el Perú brille con mi trabajo”.