Si a Karl Lagerfeld lo llaman “el rey del mundo de la moda” es porque ha coleccionado los méritos necesarios para ser llamado así. Diseñador aplaudido y fotógrafo respetado, el genio nacido en Alemaniatiene aún muchos matices de los que algunos de sus admiradores no son conscientes. Para ellos es esta nota que revela cinco (no tan conocidas) sombras de Karl.

LA GATA

La primera sombra de Karl Lagerfeld es la menos oscura. De hecho es bastante blanca. Se trata de su amada gatita Choupette, que consiguió después de robársela a Baptiste Giabiconi (de acuerdo, esto sí puede ser un poco oscuro) y que es toda una celebridad: tiene dos niñeras, una cuenta de Instagram (@choupettesdiaray) con más de 72 mil seguidores, un libro (“Choupette: The Private life of a High-Flying Fashion Cat”) y es capaz de ganar millones por colaborar con una marca de cosméticos o por aparecer en un calendario de automóviles. “No permito que haga anuncios de comida y cosas por el estilo. Ella es demasiado sofisticada para hacer algo así”, declaró Lagerfeld para la revista The Cut en marzo de este año.

La raza de Choupette es conocida como "sagrado de Birmania".

La raza de Choupette es conocida como “sagrado de Birmania”.

EL CINE

El nombre de Karl Lagerfeld suele ser relacionado con el diseño y la fotografía (y con Choupette), pero algo que no todo el mundo sabe es que el káiser (como es apodado dentro del mundo de la moda) es también un amante del cine. Y esta es su segunda sombra.

En 1973, con cuarenta años, apareció en “L’amour”, de Andy Warhol. Más tarde él mismo se puso detrás de las cámaras para dirigir fashion films y los videos de sus propias campañas. En 2013, por ejemplo,  lanzó el mediometraje llamado “Once Upon A Time…”, donde Keira Knightley interpretó a Coco Chanelinaugurando su primera tienda de ropa en 1913. Su próximo proyecto es “Once and Forever”, donde Kristen Stewart se convertirá en la famosa y revolucionaria diseñadora francesa. Ya existe un adelanto de 40 segundos de esta producción, que estará disponible en línea a partir del primero de diciembre.

Lea también:  Cannes 2019: 7 looks que conquistaron la alfombra roja

LAS PASARELAS

Algunas personas solo reconocen la extravagancia de Lagerfeld al hablar de su ropa (o de su gata), perosus pasarelas son también una locura aparte. A inicios de los 90, por ejemplo, decidió que las personas indicadas para modelar su colección “Blanco y negro” eran un grupo de nudistas y una actriz italiana de cine erótico llamada Moana Pozzi. Este hecho recibió críticas de inmediato y él salió a contestarlas: “Las mujeres comunes caminan como Moana”.

Más recientemente se ha encargado de convertir sus pasarelas en paseos por el supermercado o en caminatas por el interior de un avión.

Karl Lagerfeld junto a Cara Delevingne en el Grand Palais de París, en 2014.

Karl Lagerfeld junto a Cara Delevingne en el Grand Palais de París, en 2014.

EL PESO

Una de las cosas que más ha sorprendido en la vida del conocido “rey de la moda” fue su pérdida de peso en 2001. Lagerfeld perdió cerca de 40 kilos en 13 meses y lo sorprendente fue la razón que lo motivó a hacerlo. El diseñador, lejos de declarar que bajó de peso por cuestiones de salud o algo parecido, afirmó que su verdadera motivación fue la moda: “Perdí ese peso para poder vestirme con Dior”. El káiser tiene sus propias prioridades.

Antes de perder peso, el divo se veía así.

Antes de perder peso, el divo se veía así.

LA POLÉMICA

Como uno puede notar en sus presentaciones públicas, Karl Lagerfeld es una persona que causa revuelo con cada de sus acciones. Un claro ejemplo es el desfile con desnudistas que mencionamos líneas arriba. Pero hay más.

En 2010 fue el encargado de realizar las fotografías del codiciado calendario Pirelli y retrató a las modelos como seres mitológicos  e incluyó, por primera vez en la historia, desnudos masculinos.

Lea también:  Lupin: Netflix y el Louvre lanzan una colección de ropa inspirada en la serie

Controvertido consciente o polémico involuntario, el diseñador es también una fuente inagotable de frases que no demoran en aparecer en titulares. Una muestra: en 2012 dijo que Adele era “demasiado gorda” para ser una figura pública… Ya vimos que el peso es muy importante para él.

"La moda es la motivación más saludable para bajar de peso" es otra de las grandes frases polémicas del diseñador.

“La moda es la motivación más saludable para bajar de peso” es otra de las grandes frases polémicas del diseñador.