Cuando  en abril del año pasado Bruce Jenner, el exatleta estadounidense ganador de la medalla de oro en decatlón en los Juegos Olímpicos de Montreal 1976, apareció en el programa “20/20” de la periodista Diane Sawyer mirando a la cámara y afirmando con orgullo que ahora era una mujer llamada Caitlyn, se produjo un momento histórico no solo en Estados Unidos, sino en todo el planeta. Jenner ya había aparecido en la portada de “Vanity Fair” como Caitlyn, y la curiosidad era tanta que la sintonía fue histórica, y abrió el camino para que Jenner firmara contrato para su propio reality, “I Am Cait”.

“Quisieron obligarme a salir del clóset”, nos dice ahora Caitlyn, quien como Bruce Jenner fue esposo de Kris Jenner, padrastro de las hermanas Kardashian (Kim, Khloé y Kourtney) y padre de la modelo Kendall y Kylie Jenner.

Antes de su transición, Jenner ganó enorme celebridad en el show “Keeping Up with the Kardashians”.

Antes de su transición, Jenner ganó enorme celebridad en el show “Keeping Up with the Kardashians”.

¿Qué significa para ti ser mujer?

Ser auténtica conmigo misma, aunque aún hay muchas cosas que estoy aprendiendo acerca de la feminidad. Creo que, para todos, la identidad de género sexual es un viaje. Yo he tenido a esta mujer dentro de mí toda mi vida y, finalmente, llegó su oportunidad de vivir y poner a Bruce en mi interior. Pero, de muchas maneras, soy la misma persona.

¿Por qué decidiste realizar esta transición en esta etapa de tu vida?

Porque había llegado el momento en el que mis hijos ya eran mayores, mi vida estaba en orden,  me sentía en paz con Dios respecto a quién era realmente, y pensé que ahora debía vivir de forma auténtica y hacer una diferencia, tratando de integrar a la comunidad LGBT a nuestra sociedad. En el círculo LGBT existen problemas muy serios: personas que se suicidan, otras que son asesinadas, discriminación. Esto es mucho más importante que los Juegos Olímpicos y que todos mis anteriores logros. Ahora quiero ayudar, y espero hacerlo a través de “I Am Cait”, mi reality show.

Lea también:  Fuera del clóset: Kevin Spacey y otras celebridades que se declararon gays

¿Cómo piensas que tu serie puede ayudar?

Solo un ocho por ciento del público conoce a alguien trans. En general, casi no se habla del tema. Al contrario, se barre bajo la alfombra. Y lo que logramos cuando salí del clóset fue que todos conocieran a una trans –yo– y además ven otros casos similares en la serie. Queremos que todos conozcan a las chicas que me acompañan, que vean lo maravillosas, inteligentes, divertidas y trabajadoras que son, y que –como yo-  desean marcar una diferencia en el mundo.

¿Extrañas algo de Bruce?

Nada. Como te dije, esta mujer ha vivido dentro de mí siempre. Era tiempo de permitirle que se mostrara. Pero, al igual que Bruce, como Caitlyn piloteo aviones, juego golf, voy a ver carreras de caballos… ¿Y por qué no? Las niñas también se pueden divertir. Pero Bruce ya partió, y fue traumático para mí, porque era una buena persona.

¿Fue difícil vivir con tu secreto durante tanto tiempo?

Muy difícil. Durante años anduve asustada por la vida, temiendo que me fueran a descubrir. Cuando salía de gira, me vestía de mujer,  aprovechando que me quedaba sola en hoteles. Entonces me preguntaba ¿por qué estoy haciendo esto? ¿Por qué tengo esta obsesión? ¿Quizá es por la excitación que siento? Finalmente, me di cuenta de que ser mujer era mi verdadera esencia. Fue un viaje muy largo.

Caitlyn Jenner dio un emotivo discurso en los ESPY Awards.

Caitlyn Jenner dio un emotivo discurso en los ESPY Awards.

¿Qué sentiste cuando le contaste al mundo tu verdad?

He vivido una vida extraordinaria. Me percibían como un “macho” físicamente exitoso, conquistando al mundo. Fue una sensación muy poderosa llegar a la cima después de ganar la decatlón en los Juegos Olímpicos, convertirme en un héroe nacional. Pero ese no era yo. Era Bruce Jenner, solo una porción de mí mismo.

Lea también:  Ricardo Darín: 10 hitos en la carrera del ganador del Premio Donostia

Se te nota muy contenta…

Lo estoy. El otro día me levanté en mi casa feliz, así de simple. Me arreglé sabiendo que tenía muchas cosas que hacer, y me detuve un momento para recordarme a mí misma que era feliz.

VICTIMA DE LOS TABLOIDES

¿Cuándo te decidiste a realizar tu transición?

Tenía intenciones de realizarla en los años ochenta; pero no pude, aunque ya me había sometido a algunos tratamientos y circulaban rumores. Hace dos años y medio estaba en mi casa en Malibú totalmente solo,. Kris y yo nos habíamos separado, había criado a diez de los niños más bellos del mundo y pensé que me tocaba a mí. ¿Cómo enfrentaría, a los 65 años, algo con lo que estaba lidiando desde los 8? Entonces fue cuando inicié mi proceso de transformación con cirugías y hormonas. Creí en mí: supe que lo lograría.

¿Cómo reaccionaron tus hijos?

Mis hijos son fabulosos. Comencé contándole a Brandon y me dijo: “Papá, siempre he estado orgulloso de ser tu hijo, pero nunca más orgulloso que ahora”. Fue maravilloso. Mis hijas me preocupaban, sobre todo Kendall y Kylie, las más jóvenes. Les conté y se mostraron muy asustadas: “Cómo puedes hacer esta transición, te puede pasar algo”. Creo que estaban preocupadas porque me quieren.

Por Yenny Nun

Lea el artículo completo en la edición 591 de Cosas.