Luego de catorce años, el actor responsable de dar vida al legendario Jack Sparrow en cinco entregas fílmicas deja la franquicia. 

Aunque antes del estreno de La venganza de Salazar (2017) el productor Jerry Bruckheimer señaló que no concebía Piratas del Caribe sin Johnny Depp, Disney ha decidido excluirlo de las próximas cintas y tomar un rumbo distinto. 

“Queremos darle una nueva energía y vitalidad a la historia”, expresó el jefe de producción, Sean Bailey, a The Hollywood Reporter. Además, confirmó al mismo medio que tras el éxito de DeadpoolRhett Reese y Paul Wernick se encuentran trabajando en el reboot de saga bucanera.

Foto: @johnnydeppofficial

Como se recuerda, en octubre pasado, el guionista Stuart Beattie adelantó que el ciclo del actor había llegado a su fin y que estaban buscando darle un nuevo giro a la trama. Desde entonces se ha deslizado la posibilidad de contar con un personaje femenino en su lugar.

¿De quién se trata? De acuerdo al portal GeekTyrant, la elegida para continuar las aventuras en alta mar sería Redd, una corsaria que ya ha debutado en la franquicia pero no en el cine. Ella forma parte de la atracción de Disneyland que dio origen a las películas. 

Foto: @disneyfor2

Capitán a la deriva

Sin embargo, no se descarta que la salida del artista esté relacionada con la denuncia por violencia doméstica que realizó su expareja, Amber Heard, en 2016. Según la estrella de Aquaman, Depp le rompió un iPhone en el rostro y destrozó varios objetos de su departamento. Asimismo, sostuvo que al día siguiente le ofreció dinero para que no hiciera pública la situación. No obstante, ella lo rechazó y decidió pedirle el divorcio.

Foto: @johnnydeppofficial

A esto se suma la crisis económica en la que se ha visto sumido a causa de un estilo de vida insostenible —con gastos que superaban los dos millones de dólares mensuales—. Sin mencionar sus problemas de alcoholismo y la depresión a la que ha tenido que hacer frente en los últimos años. 

Lea también:  Agenda cultural: ¿qué ver y hacer en Lima en los próximos días?

Cabe destacar que la última cinta de Piratas del Caribe protagonizada por el estadounidense fue catalogada como un fracaso, debido a que fue la que menos recaudó en taquilla.

Pese a ello, la serie que consta de cinco películas ha generado ingresos por más de US$ 4,5 mil millones para la productora, lo que la convierte en la décimo segunda franquicia más rentable en la historia del cine.