Durante los últimos años en la industria musical el género urbano y la música en español han demostrado ser uno de los más exitosos en nuestro tiempo. Dentro de este grupo de artistas, J Balvin se consolida como uno de los mayores exponentes de reggaeton en el mundo, tras su sobresaliente presentación en Coachella 2019.

Reggaeton para el mundo

No es raro que hoy las canciones de J Balvin  suenen con frecuencia en radios, se posicionen en los primeros lugares de plataformas streaming o sus videos sean vistos por millones alrededor del mundo en YouTube. Negar su éxito sería injusto e, incluso, mezquino. Hace poco colaboró con Selena Gomez en el tema ‘I Can’t Get Enought’ y, luego de unas semanas, estrenó la canción ‘Con Altura’, junto con la cantante española Rosalía.  Ambas canciones  tienen hasta el momento más de 189 millones de reproducciones.

Este éxito no tiene nada de raro. J Balvin tiene un promedio de más de cuarenta y ocho millones de oyentes mensuales (solo en Spotify), convirtiéndolo en el artista latinoamericano más escuchado en esta plataforma streaming a nivel mundial. Por ello, cuando se supo que formaría parte del grupo de artistas que liderarían la nueva edición de Coachella de 2019, todos celebraron la noticia, pues esta fue la primera vez que un artista latino, logró ser parte de uno de los conciertos más importantes de Estados Unidos (y cantando en español).

Incluso si no hubiese sido del gusto de los espectadores, su presentación era, desde su anuncio, un éxito asegurado; al menos desde el punto de vista histórico.

Lea también:  Bernard Arnault, el nuevo miembro del club de los cienmilmillonarios

Un show histórico

“Hoy es un día muy especial, siempre dije que el día que fuera a Coachella sería en una tarima y así fue. El año pasado estuve con Beyoncé, hoy nos toca a nosotros los latinos y soñadores, a los que como yo no les da miedo seguir sus sueños y a que los llamen diferentes, pues necesitamos que sigan llamándonos locos cuando somos soñadores. Bienvenido a otra etapa más de mis aventuras, Jose”, escribió J Balvin el día que se iba a presentar, por primera vez, en Coachella.

J Balvin publicó esta fotografía con una breve reflexión sobre su experiencia de cantar, por primera vez, en Coachella.

Con más de cuarenta y un millones de hispanoamericanos, Estados Unidos es uno de los países que mejor representa la cultura latina a nivel mundial. Y el festival de Coachella de este año -celebrado en Palm Springs, California- fue el escenario ideal para llevar el reggaeton a más de setenta mil espectadores, los cuales fueron sorprendidos por los increíbles juegos de luces y los gigantescos muñecos que acompañaron al cantante colombiano durante su presentación.

Si bien J Balvin se llevó la atención de la prensa y el público, es importante señalar que figuras como Mon Laferte, Rosalía y Bad Bunny, también formaron parte del grupo de artistas latinoamericanos que interpretaron lo mejor de su música en tierras estadounidenses.

Uno de los detalles más llamativos de la presentación del cantante colombiano fueron estos muñecos gigantes que llamaron gratamente la atención del público.

Uno de los momentos más importantes de la noche se dio cuando J Balvin exclamó al público: “Al reguetón le tomó 15 años llegar a Coachella. ¡Estamos aquí!”. Por ello, decidió realizar un homenaje a diversas personalidades del reggaeton (como Daddy Yankee y Wisin Yandel) que, desde su perspectiva, “forjaron el camino” para el éxito que hoy viven muchos de los artistas del género urbano.

Poseedor de tres Grammy Latino, un récord Guinnes y canciones que son un éxito, J Balvin vive uno de los momentos más importantes de su carrera.

“Mi cara cuando la gente decía que no iba a pasar de un bar en Medellín. ¡¡Esto va para los soñadores, para todos esos a los que les dicen locos porque ven lo que los demás no ven!! Pues sigan soñando que vale la pena. Finalmente, de los cobardes no se ha escrito nada”, escribió el cantante colombiano luego de su exitosa participación en Coachella 2019,  quien además ha confirmado su participación como invitado estelar en el próximo Lollapalooza, el cual se realizará en Chicago, en agosto de este año.

Lea también:  ¿Por qué Coachella es más que un festival de música?