Morrison falleció el lunes por la noche en el Centro Médico Montefiore en Nueva York. Autora de “Beloved” y “La canción de Salomón”, fue la primera afroamericana que recibió el galardón.

Incansable luchadora contra la discriminación racial y una de las mujeres afrodescendientes más influyentes del Siglo XX en los Estados Unidos, la escritora Toni Morrison falleció el pasado lunes a la edad de 88 años.

«Toni Morrison murió pacíficamente anoche, rodeada de familiares y amigos», afirma el comunicado difundido por su familia. «Aunque su fallecimiento representa una pérdida tremenda, estamos agradecidos de que haya tenido una vida larga y bien vivida. Queremos agradecer a todos los que la conocieron y la amaron, personalmente o a través de su trabajo, por su apoyo en este momento difícil. Pedimos privacidad mientras lamentamos esta pérdida para nuestra familia», añade.

La escritora estadounidense publicó su primera novela en 1970, con 39 años.

Morrison: vida y obra de una luchadora

Morrison fue la primera mujer afroamericana en recibir Premio Nobel, que le fue adjudicado en 1993 por su obra. La academia sueca argumentó su elección aduciendo que “su arte narrativo impregnado de fuerza visionaria ofrece una mirada esencial de la realidad norteamericana”.

Hija de una familia humilde, Morrison fue bautizada con el nombre de Chloe Anthony Wofford. Sin embargo, tras publicar su primera novela, la escritora asumió un nuevo nombre con el apellido de su exmarido. Así se convirtió en Toni Morrison.

Durante su carrera, Morrison recibió, además del Nobel, el Premio Pultzer por su libro “Beloved” (1987 ) y el Premio Nacional de la Crítica por su novela “La canción de Salomón” (1977). Además, fue miembro de la Academia Americana de Artes y Letras y del Consejo Nacional de las Artes.

Con siete novelas publicadas, la obra de Morrison nos habla de la problemática de la discriminación racial y la pobreza, y de sus terribles consecuencias en la sociedad. “Lo que hago es quitar las tiritas para que se vea la cicatriz, la realidad. No hay que tener miedo de mirar al pasado porque sólo así se sabe quiénes somos”, comentó alguna vez sobre su trabajo literario.