Tomando la posta a Ivanka Trump se encuentra la hija de 39 años de Joe y Jill Biden, Ashley, una trabajadora social y filántropa que se ha mantenido en gran medida fuera del centro de atención.

El presidente de EEUUU y su hija

El entonces Vice Presidente Joe Biden caminando con su hija en el desfile inaugural de Barack Obama en Washington, 2009.

El 20 de enero de 2021, un nuevo presidente de los Estados Unidos tomará posesión del cargo (al menos, es lo previsto si no prosperan de las diversas impugnaciones legales de Donald Trump). Cuando Joe Biden preste juramento como presidente, traerá consigo a la Primera Familia, que incluye no solo a la Primera Dama, la Dra. Jill Biden, sino también a su hijo, Hunter Biden, y su hija, Ashley Biden. Pero, ¿qué sabemos sobre la futura Primera Hija, que asumirá el cargo de Ivanka Trump en la Casa Blanca?

Ashley, con su madre la Dra. Jill Biden, en la 88 entrega del Oscar.

Ashley, con su madre la Dra. Jill Biden, en la 88 entrega del Oscar.

Ashley es la única hija de Jill y Joe Biden

Nacida el 8 de junio de 1981, Ashley es la única hija de Joe y Jill. Tiene dos medios hermanos mayores, Beau, que lamentablemente falleció de un tumor cerebral en 2015, y Hunter, los hijos de Joe con su primera esposa, Nealia. (La muerte de familiares ha sido una tragedia común para Biden: su primera esposa también falleció trágicamente muy joven, junto con la hija de la pareja, Naomi).

Ashley fue una de las primeras activistas por los derechos de los animales

Cuando todavía estaba en la escuela primaria, la joven Ashley descubrió que la marca de belleza Bonne Bell probaba sus productos de belleza en animales. Consternada, les escribió una carta pidiéndoles que cambiaran su política. Su pasión también inspiró a su padre. Cuando ella se interesó en la conservación de los delfines, él comenzó a trabajar en el proyecto de ley de la Ley del Consumidor para la Protección de los Delfines con la congresista Barbara Boxer.

Lea también:  ¿Por qué los padres de Kate Middleton incrementan su fortuna en Halloween?
El presidente de EEUUU y su hija en 1988.

Joe Biden con Ashley en 1988.

Es filántropa

No es sorprendente considerando su interés juvenil, pero Ashley se convirtió en trabajadora social. Obtuvo una maestría en el rubro en 2010 de la Escuela de Política y Práctica Social de la Universidad de Pensilvania. Trabajó en el Departamento de Servicios para Niños, Jóvenes y sus Familias de Delaware durante 15 años, e incluso fue nombrada una de las ’40 personas a tener en cuenta ‘ del Delaware Today. Algunos de los proyectos en los que ha trabajado incluyen aquellos que ayudan a rehabilitar a prisioneros (ella está abiertamente en contra de la pena de muerte), educar a los jóvenes contra la violencia de las pandillas y permitir que los niños en los centros de detención creen arte, lo que recauda fondos tanto para ellos como para su comunidad.

Como Ivanka, tiene su propia línea de moda

A diferencia de Ivanka, la línea de Ashley es para fines benéficos. En 2017, fundó y lanzó Livelihood Collection en la Semana de la Moda de Nueva York, una marca de ropa ética que recaudó $ 30,000 para la Delaware Community Foundation. El logotipo, una flecha que atraviesa las letras “LH”, es un tributo a su medio hermano Beau, fallecido. Ella dijo: ‘[Beau] fue mi arco. Su cáncer me puso de rodillas. No tuve más remedio que disparar hacia adelante, seguir adelante, seguir apuntando a mis propios sueños ‘.

Ashley Biden y el Dr. Howard Kerin en el día de su boda en Wilimington, Delawere, en 2012.

Ashley Biden y el Dr. Howard Kerin en el día de su boda en Wilimington, Delawere, en 2012.

Al igual que Ivanka, está casada con un hombre judío

Se casó con Howard Kerin, cirujano plástico y otorrinolaringólogo, en una boda interreligiosa entre judíos y católicos en 2012, después de ser presentada por su medio hermano Beau. A diferencia de Ivanka, su predecesora, Ashley no se ha convertido al judaísmo y sigue siendo una católica practicante. Kerin tiene un papel no oficial en el equipo de respuesta a la pandemia de Covid-19, debido a sus antecedentes médicos.

Lea también:  10 años de amor: recordamos la boda de Juan Diego Flórez y Julia Trappe en la catedral de Lima
Ashley, Joe, Jill y Hunter Biden celebran la victoria.

Ashley, Joe, Jill y Hunter Biden celebran la victoria.

Es probable que trabaje en temas relacionados a la mujer durante la presidencia de su padre

Si bien su madre hará historia como la primera Primera Dama en trabajar fuera de la Casa Blanca, Ashley bien podría prestar algo de su experiencia en trabajo social a los problemas que enfrenta Estados Unidos, y es probable que se involucre en los problemas de la mujer. Como parte de la campaña presidencial de su padre, organizó un evento para las ‘Mujeres de Wisconsin por Biden’, presagiando su futuro papel.