Pese a tener apenas 14 años, Francisca Aronsson cuenta ya con una envidiable experiencia en la televisión y el cine peruanos, con papeles protagónicos en series y películas. Pero ahora se enfrenta a un desafío mucho más importante: su primer rol en una superproducción internacional, “El internado: Las Cumbres”, que se estrenará a través de Amazon Prime el 19 de febrero.

Por Benjamín Palma

Francisca Aronsson

Francisca Aronsson Foto: David Saavedra

Antes solo hacías roles de “niña”, como el que tuviste en “Margarita”. Ahora estás pasando a una etapa de adolescente. ¿Cómo ha sido para ti este cambio?

Bueno, la verdad es que el cambio es bastante fuerte. Por una parte, cuando eres pequeña o pequeño, te das cuenta de que, al ser actor o actriz, te llegan los personajes y todo es diversión. Te la pasas bien y no le das tanta importancia. En mi caso, yo le daba muchísima importancia, pero todo consistía en divertirme y hacer lo que me gustaba. Conforme voy creciendo, me estoy dando cuenta de que esto es una carrera. Ahora los personajes que te llegan son totalmente diferentes a los de una “niña dulce”. Entonces, el cambio ha sido radical, pero para eso yo he estado preparándome mucho, como debe ser, para que yo pueda entrar a este nuevo espacio, en el que hay un montón de adolescentes y jóvenes. Porque la competencia sube y, obviamente, la disciplina es muy importante. La disciplina y el aprendizaje.

¿Y la experiencia de actuar sigue siendo divertida para ti?

(Risas) Para todo tipo de actor, ya sea un niño o hasta un señor mayor, la actuación es super divertida. Nosotros nunca nos dejamos de divertir en el set y en las grabaciones. Pero para mí ahora la disciplina es muy importante. Cuando eres pequeño, obviamente, no te tienes que estar preocupando en pagar las cuentas de la casa, luz, todo eso… Pero cuando vas creciendo te das cuenta de que la vida va cambiando y que tienes otras responsabilidades. Entonces, eso me pasó a mí… Bueno, me está pasando a mí con la actuación, ¿no? Yo sé lo que quiero hacer a futuro, cómo quiero hacerlo y, para lograrlo, se necesitan muchas cosas: disciplina, respeto y poder desarrollarme como persona.

¿En qué consiste tu labor como embajadora de Unicef ? ¿Cómo funciona eso?

Para mí es un honor se embajadora de Unicef. Pero no solo soy yo: todos somos embajadores de nuestro país. Profesores, policías, bomberos, enfermeros; nosotros mismos, los adolescentes, que con nuestras acciones damos una imagen de nuestro país, que debe ser positiva. Yo estoy muy comprometida con el tema. Todo llegó cuando comencé a opinar, porque yo me lanzo en mis redes sociales y opino sobre temas que son importantes y nos afectan a nosotros como adolescentes. Para ser embajadora, tuve que pasar por diferentes campañas y cosas que se requieren para que estés realmente comprometido con el tema. Entonces, fue todo un proceso, pero muy bonito y lo disfruté mucho.

Francisca Aronsson

Foto: Neopolis Fotógrafo: Pedro Horna

¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar y actuar en medio de una pandemia?

Lea también:  Entrevista a Stephanie Cayo: “Me frustra ver a gente de mi edad que votará por el comunismo”

Ha sido un cambio para todos los actores. Comencé a grabar “El internado: Las Cumbres” el año pasado, entre febrero y marzo, si no me equivoco, y estuvimos ahí, en España, por dos meses y justo llegó la pandemia. Entonces, para nosotros fue un choque bastante fuerte. Yo me tuve que ir a Suecia para pasar la cuarentena allá, hasta que todo empezara a reactivarse de nuevo. Fue bastante complicado y lo sigue siendo, porque las cosas ya no son como antes. Yo aproveché ese momento para desarrollarme como actriz.

Me metí a cursos online. Desde pequeña he desarrollado mi disciplina y mi esfuerzo. Entonces, la pandemia fue un momento muy complicado para todos, para mí también, pero aproveché el momento para poder mejorar como persona, avanzar, no quedarme atrás. Comencé a practicar el análisis de texto, a profundizar en la construcción de los personajes y muchas cosas más. Las grabaciones se reanudaron recién entre julio y agosto. Fue muy triste en su momento tener que parar las grabaciones, pero creo que todo fue conveniente para centrarnos en el proyecto.

Cuéntame un poco más sobre “El internado: Las Cumbres”. ¿Cómo ha sido participar en una producción de ese calibre?

Ha sido una oportunidad increíble para mí el poder darle vida a este personaje y ser parte de este proyecto. Globomedia es la productora de series como “Vis a vis”, por ejemplo. “El internado: Las Cumbres” se va a estrenar mundialmente el 19 de febrero. Para mí, esta experiencia ha sido única, he aprendido mucho de la industria española y sigo haciéndolo. El casting se realizó hace dos años y fue un proceso bastante extenso, para el que me tuve que preparar mucho. Tuve que viajar muchas veces, a veces incluso tuve que amanecerme por cuenta propia para construir el personaje. Eso fue muy trabajoso, la verdad. Fue el casting más complicado que he hecho hasta ahora.

Lea también:  La más valiosa: Beyoncé es la reina de Instagram

Tienes ya bastante experiencia en el Perú y ahora acabas de grabar en España. ¿Cuál es la principal distinción que puedes hacer entre ambas industrias?

Lo que ha aprendido es que el Perú es un mercado donde hay muchos talentos, pero España es una industria. Los estudios eran gigantes. La forma en que se trabajaba era bastante diferente. En el Perú siento que hay muchas cosas que nosotros, como actores, y me incluyo en esto, debemos mejorar. Allá nos pusieron un coach, con el que estuvimos en constante preparamiento para las sesiones que nos tocaba grabar. Yo no había tenido algo así en el Perú. Fue un trabajo fuerte, pero bastante interesante. Otra diferencia es que el equipo de la producción allá es más grande. Hablamos de muchísimas personas, cientos de personas y también la dirección, el coach vocal…

También lo de las pruebas del COVID-19 fue algo nuevo. A los actores que estábamos realizando el proyecto en la pandemia nos tuvieron que hacer las pruebas todas las semanas. En total, me realicé entre ocho y nueve pruebas moleculares, hasta diez creo. Como se sabe, la prueba es bastante incómoda.

“El internado: Las Cumbres”, la nueva serie que tendrá a la actriz peruana en su reparto, es una producción original de Amazon Prime en la que también participan productoras como Globomedia, Mediapro y Atresmedia. Su estreno en Amazon Prime está previsto para el 19 de febrero.

“El internado: Las Cumbres”, la nueva serie que tendrá a la actriz peruana en su reparto, es una producción original de Amazon Prime en la que también participan productoras como Globomedia, Mediapro y Atresmedia. Su estreno en Amazon Prime está previsto para el 19 de febrero. Foto: Neopolis Fotógrafo: Pedro Horna

¿Qué nos puedes adelantar de “El internado: Las Cumbres”?

Es un remake de “El internado: Laguna Negra”, una serie que se realizó hace diez años en España y fue un hit mundial. Se vio en muchos países. La serie está ambientada en un internado que se encuentra muy alejado de la ciudad. A este van un montón de niños y adolescentes problemáticos, porque sus familias no los quieren y los envían a ese lugar para que los corrijan, y, ya después de unos años, se reincorporen a la sociedad. Pero termina siendo más como una cárcel. Entonces, los adolescentes/estudiantes se sienten atrapados y se encuentran bajo reglas muy estrictas, pero ellos no son los únicos atrapados. También están atrapados en el internado sus problemas y sus secretos.

Lea también:  ¡Bienvenida Daysi Dove! Orlando Bloom y Katy Perry se convierten en padres

¿Y qué nos puedes contar sobre tu personaje en la serie?

Mi personaje es muy secreto. Entonces, para descubrirlo, la gente va a tener que ver la serie (risas). Lo interesante, como ya comenté, es que se trata de un personaje diferente a todos los que he realizado en mi carrera. Ha sido algo diferente para mí como actriz y también para Francisca, la persona. Aproveché mucho este momento para aprender y saber que a partir de ahora los personajes que me van a llegar ya no serán los de una niña dulce. Van a ser personajes diferentes, más grandes, más complejos. Francisca está creciendo y los personajes van creciendo con ella.

Tú estás acostumbrada a los retos desde pequeña…

La verdad es que sí. Retos he tenido desde muy pequeñita, por la forma como mis papás me han criado. Me ha tocado vivir en muchos países por el trabajo de mis padres, en una ONG. Como familia, hemos tenido que trasladarnos de país en país. Uno de ellos fue Bolivia, por ejemplo; vivimos en la selva boliviana. Para mí es importante seguir preparándome como adolescente y aprovechar cada oportunidad que se me presente, y hacerlo bien para abrir camino a otros actores.

Dices que has descubierto “nuevos talentos secretos”. ¿Nos compartirías algunos de ellos?

Antes de la pandemia, apenas podía freír un huevo (risas). He aprendido a cocinar muchos platillos peruanos, y eso ha sido una experiencia increíble, porque me encanta la comida peruana. Eso hace que me sienta más independiente, aunque igual siempre con ayuda de mi mamá. También descubrí un gusto por hacer ejercicios. Y también pintar. Me encanta. Esos serían mis talentos nuevos: cocinar, dibujar y hacer ejercicio.

Revisando tus redes, has empezado a hacer entrevistas. Es una nueva faceta de tu carrera…

Puede ser, sí. Este proyecto empezó durante la pandemia, pero desde muy pequeñita mi mamá tenía que callarme porque era muy extrovertida y quería hablar con todo el mundo. Creo que la conversación enriquece a las personas. Fue una experiencia bastante linda ser entrevistadora. Se van a venir entrevistas muy grandes por mis redes. Te cuento, además, que en la cuarentena estuvimos preparando todo para grabar el videoclip de mi segunda canción, que muy pronto estará en YouTube y todas las plataformas de música. Es una canción bastante interesante, pero prefiero no hablar mucho sobre ella de momento.

Suscríbase ahora para obtener 12 ediciones de Cosas y Casas por solo 185 soles, además de envío a domicilio gratuito y acceso instantáneo gratuito a las ediciones digitales.