“Somos libres”, cantó Ricardo sobre el podio de la Steintribune de Núremberg, una imponente edificación de concreto desde donde, ocho décadas atrás, Hitler pronunciaba explosivos discursos para exaltar la propaganda nazi durante los congresos anuales del partido. Ricardo acababa de coronarse campeón en el circuito callejero de Norisring, por la Clase “B” de la Porsche Carrera Cup Deutschland 2016, y era la primera vez que el himno peruano sonaba en una competencia deportiva celebrada en Alemania. Frente a él, en lugar de tanquetas y nazis, miles de aficionados al automovilismo presenciaron cómo el único sudamericano del torneo se llevó la quinta fecha doble del año.

‘Riflo’ decidió dedicarse profesionalmente al automovilismo después de ganar las Seis Horas Peruanas en 2013.

‘Riflo’ decidió dedicarse profesionalmente al automovilismo después de ganar las Seis Horas Peruanas en 2013.

“Sentí un orgullo enorme, una satisfacción indescriptible”, confiesa Ricardo, ya en Lima, días después de la victoria. “Llegué al torneo como el novato que nunca había corrido en Europa, que no conocía los circuitos, y en la última carrera hice mejores tiempos que mi propio compañero de equipo, que tiene nueve años corriendo en ella. Hasta ahora no lo puedo creer. El equipo está muy contento –forma parte de la escudería alemana MRS–, y yo, contentísimo”. Papo, el mini yorkshire terrier que tiene por mascota, juguetea alrededor de su departamento. “Papo es el alma de la casa; se pone feliz con los invitados”, advierte el piloto, al tiempo que el pequeño perro, resguardado del frío gracias a una colorida chompa, salta sobre el sillón de la sala.

Ricardo, más conocido como ‘Riflo’, vive entre Lima, Berlín y Daytona, donde se instaló hace pocos años para estar cerca del emblemático circuito, y corre casi todos los fines de semana (mientras leen estas líneas, es probable que ya se encuentre en Holanda, lugar en el que se realiza la sexta fecha doble de la Copa Porsche Carrera, entre el 15 y el 17 de julio). “Estoy tercero en mi categoría, a dos puntos del segundo”, precisa. “A principios de año no terminé dos carreras porque en una sufrí un accidente y en la otra, un problema con el auto, pero lo bueno es que al final de las ocho fechas dobles que tiene el campeonato puedo descartar cuatro carreras, así que esas dos las voy a suprimir. Las posibilidades de campeonar están ahí; es la idea. Ahora solo toca ganar las últimas fechas (el torneo concluye en octubre, en el circuito de Fórmula Uno de Alemania)”.

“Dentro de mis metas está ganar en Caminos del Inca. Escogí este deporte porque creo que es importante seguir el legado de mi viejo”, dice el piloto.

“Dentro de mis metas está ganar en Caminos del Inca. Escogí este deporte porque creo que es importante seguir el legado de mi viejo”, dice el piloto.

Antes de cada carrera, Riflo viaja a Manchester para entrenar en uno de los mejores simuladores del mundo, propiedad del equipo Strakka Racing, que compite en Le Mans. El objetivo es familiarizarse con los circuitos europeos y acortar la ventaja potencial de sus rivales, quienes ya los han corrido muchas veces. “Quiero ser el mejor”, dice el piloto. “Soy así, siempre quiero ganar; nací con ese chip, tengo un espíritu competitivo impresionante… Lo que no significa que no sepa perder. Mi principal característica es que me gusta competir y representar al Perú y a mi familia de la mejor manera”.

Sus ganas de ser el mejor también se plasman en su preparación diaria, bajo la supervisión de su entrenador físico, Lucho Carrillo, especialista en deportistas de alto rendimiento. Con él realiza una rutina de ejercicios funcionales a partir de su propio peso corporal; trabaja para fortalecer todos los músculos sin ganar mucho volumen, respirar adecuadamente y mantener la concentración y los reflejos afilados durante todas las carreras, que en el circuito europeo en que compite apenas duran 35 minutos. “Un piloto es un atleta”, destaca. “Además de la preparación física, los pilares de un automovilista son el equilibrio mental, espiritual y familiar, y estar enfocado antes de cada carrera. Tengo un psicólogo que me ayuda a manejar todo el tema del estrés, la presión, la relajación y la preparación previa a las competencias”.

Por Mariano Olivera La Rosa
Fotos de Sanyin Wu

Lee la nota completa con COSAS 597