Durante dos décadas, gracias a la serie Sex & The City, Sarah Jessica Parker fue considerada el mejor ejemplo de la mujer moderna en la gran ciudad, tan preocupada de su guardarropa y sus zapatos como de encontrar el verdadero amor. En la entrevista, luce impecable, y anuncia que lleva puestos zapatos de su propia colección.

La actriz de 51 años creció junto a siete hermanos y vivió una niñez muy difícil en Ohio.

La actriz de 51 años creció junto a siete hermanos y vivió una niñez muy difícil en Ohio.

Sex & The City representaba la esperanza en la búsqueda del amor. Divorce, en cambio, marca el término de un matrimonio…

Estando casada, comprendo la inversión de tiempo y cómo las cosas cambian dentro de un matrimonio. Puedo imaginarme lo difícil que sería terminar con mi propio matrimonio después de veinte años. Sería aterrador. Un divorcio puede ser algo muy doloroso, sobre todo si has estado aislada durante largo tiempo y debes volver a empezar. Pero un nuevo comienzo trae también la promesa de nuevas posibilidades y una nueva vida.

¿Cómo describirías a tu personaje?

Frances me encanta, pero eso no quiere decir que sus decisiones sean siempre las correctas. Ella es como muchas personas que sienten que su matrimonio no está funcionando. Ha intentado salvar su relación, pero ya está en la etapa de la inercia, de no sentir nada. Creo que nada lo describe mejor que cuando dice: “Voy feliz a mi casa, pero cuando llego al garaje mi corazón se hunde”. O cuando asegura que quiere salvar su vida mientras todavía hay tiempo. Algunos pensarán que es egoísta, pero creo que siente emociones reales con las que mucha gente se identificará. Creo que es bueno que tanto Frances como Robert, su marido, sean personajes con fallas, que a veces no caen bien.

Lea también:  Maricarmen Marín: "Todo lo he conseguido en base a mucho trabajo y equivocaciones"

¿Cuál es el peor aspecto del divorcio para Frances?

Lo peor es el impacto que la ruptura pueda tener sobre sus hijos. Llega a creer que ha tomado una mala decisión, sobre todo después del descalabro financiero que se produce en la familia. Creo que el divorcio para cada pareja es único, y aunque siempre pensamos en el divorcio como algo que le ocurre a una persona, hay que entender que necesitas al otro para llegar a la meta de una ruptura positiva.

LA FAMILIA, LO PRIMERO

Sarah con sus mellizas, Loretta y Tabitha.

Sarah con sus mellizas, Loretta y Tabitha.

¿Cuál crees que es el secreto de un buen matrimonio?

No lo sé, no tengo una ecuación matemática. Solo sé que amo a mi marido y sospecho que él también me ama; además, tenemos hijos maravillosos. Es una relación fantástica y tengo mucha suerte. Durante nuestro noviazgo pasábamos mucho tiempo lejos uno del otro por trabajo, y tengo docenas y docenas de cartas de Matthew, algunas tontas, otras muy románticas, todas muy especiales para mí.

¿Cuándo te diste cuenta de que era el amor de tu vida?

Eso es difícil de contestar, pero creo que llega un punto en el que te das cuenta de que has encontrado a la persona con la que quieres estar el resto de tu vida.

¿Crees que el matrimonio es para todos?

No. Si encuentras una pareja que desea lo mismo que tú, es fantástico. Pero, claramente, el matrimonio no es algo para todas las personas.

Casada con el actor Matthew Broderick desde hace casi veinte años, la pareja tiene tres hijos.

Casada con el actor Matthew Broderick desde hace casi veinte años, la pareja tiene tres hijos.

¿Cómo describirías tu vida actual?

Lea también:  Conoce a Doutzen Kroes, la modelo que conquista Holanda

No lo sé. Creo que todas las personas tienen metas distintas y su propia visión de lo que es la felicidad, y creo que mi visión no necesariamente será la tuya. Pero sería tonta si negara que mi vida es maravillosa, lo que no quiere decir que no existan problemas. En general, me siento increíblemente privilegiada y reconozco que soy una mujer con mucha suerte.

¿Cuáles son tus momentos preferidos?

Ser madre es mi nueva identidad. Entiendo que soy actriz y que muchos me conocen como tal, pero mis momentos favoritos son cuando acuesto a mi niños por la noche o les doy el desayuno por la mañana.

SARAH & THE CITY

Con tanta actividad, ¿cuándo encuentras tiempo solo para ti?

Llegué hace unos días a Los Ángeles para la ronda de entrevistas, y mientras esperaba, pasé todo un día leyendo. Fue fantástico, como unas vacaciones. Un día para mí son como dos semanas para otras personas.

¿Te afecta el paso de los años?

No pienso en eso, a no ser que alguien quiera hacer un artículo sobre “mujeres maduras” en Instagram, y no creo que escriban sobre el mismo tema refiriéndose a hombres. Lo que me hace pensar en la edad son los temas de salud y capacidad física, pero en mi caso, a no ser que alguien lo mencione, no pienso al respecto y sigo adelante. No pienso en mi edad. Estoy consciente del paso del tiempo y de los cambios, pero no hay nada que hacer al respecto.

Por Yenny Nun

Lee la entrevista completa en la edición impresa de COSAS 600.