Se realizó la entrega número 73 de los Golden Globes, premiando a lo mejor del cine y la televisión del último año. En COSAS no sólo queremos recordar los mejores momentos de la gala, sino también enseñarte divertidos momentos que quizá pasaste desapercibidos.

¡Boda a la vista!

Vimos desfilar a varias parejas por la red carpet, pero ninguna llamó tanto nuestra atención como la que conforman Rosie Huntington-Whiteley y Jason Statham. La modelo y el actor tienen juntos 5 años y es por eso que ya era de esperarse el compromiso entre ambos. El anillo que llevaba Rosie en el dedo anular lo confirmó.

rosie-huntington-600x800

La insoportable levedad del ser… Leo

Leonardo DiCaprio fue una de las figuras más requeridas durante la gala. Todos los ojos y flashes se posaban en él pues era uno de los más voceados para llevarse el premio a Mejor Actor. Merecido galardón que terminó alzando casi al final de la noche, pues su performance en “The Revenant” es casi magistral. Sin embargo, el hecho anecdótico de la ceremonia se dio cuando Lady Gaga (¿ahora actúa?) caminaba para alzar la estatuilla que se llevó a casa como a Mejor Actriz en una Miniserie. Un extraño gesto de Leo reveló el malestar que sentía con la decisión de la prensa al otorgarle dicho premio a la cantante. Tranquilo Leo, nosotros tampoco estamos de acuerdo.

El “Steve Harvey” de Jamie Foxx

Se veía venir. El bochornoso momento que pasó el presentador Steve Harvey durante la premiación de Miss Universo fue parodiado por el actor Jamie Foxx al momento de anunciar al ganador a Mejor Música Original. ¿Y la originalidad, Jamie?

Lea también:  Kate McKinnon y una guía para entender por qué es la comediante más querida del momento

https://www.youtube.com/watch?time_continue=31&v=sTMeM81Eagk

Jack y Rose volvieron

Una de las parejas favoritas del cine se reunió esta noche. Leonardo DiCaprio y Kate Winslet, protagonistas de “Titanic” se saludaron con mucho cariño durante la gala. Ambos actores son muy amigos, pero sin duda, este será un momento que los fans guardarán en su memoria. ¡Larga vida a Jack y Rose!