Cuando Arantxa Zagazeta estaba en la secundaria, pensaba estudiar Diseño de Modas en Argentina. Sin embargo, luego de revisar varias opciones, se decidió por Administración de Servicios en la Universidad de Piura. “Apenas me contaron sobre esa carrera, dije: ‘¡Esa es mía!’”, comenta.

Trabajó en Red Bull, la agencia Mambo y pisco Cuatro Gallos, donde se desempeñó como jefa de ventas y se encargó de expandir la marca en Piura, Trujillo, Chiclayo, Cusco y Arequipa. “Viajé un año entero por todo el Perú. Luego ahorré y me fui a Europa por dos meses”, cuenta.

Cerca de la fecha de retorno, Arantxa se preguntó qué iba a hacer cuando estuviera en Lima. “Sabía que no quería entrar a una empresa grande para darles más ingresos a los dueños”, afirma. Así que recordó que los quesos artesanales que solía preparar siempre causaban furor entre sus familiares y amigos. “Me encanta la playa, y armar el cooler es parte del encanto, así que pensé que sería ideal tener la opción de comprar un queso dip en un envase práctico, que te lo lleven a domicilio y, lo más rico, que sea hecho en casa y con mucho amor”.

Trabajó en Red Bull, la agencia Mambo y pisco Cuatro Gallos como jefa de ventas.

Trabajó en Red Bull, la agencia Mambo y pisco Cuatro Gallos como jefa de ventas.

Así nació Laurelia, su propia marca de piqueos artesanales. “El laurel es muy especial en la comida. No es elemental, como el ajo en un aderezo o la cebolla; sin embargo, su presencia siempre mejora el sabor”, explica sobre el origen del nombre. Las combinaciones que prepara van desde queso crema con cebollas acarameladas hasta blue cheese con pecanas acarameladas, entre otras.

Arantxa tiene una manía en la cocina: mientras prepara los quesos, va lavando todo al mismo tiempo.

Arantxa tiene una manía en la cocina: mientras prepara los quesos, va lavando todo al mismo tiempo.

Arantxa suele cocinar tres o cuatro veces a la semana, todas las mañanas. Por estos días, dedica casi todo su tiempo a Laurelia, pero no descarta ser parte de algún proyecto relacionado con el cuidado del medio ambiente o de poblaciones vulnerables. Hace poco, su hermano mayor se asoció con ella para ordenar y repotenciar la marca. Con él, ha aprendido a administrar el negocio desde el punto de vista financiero. “Estoy segura de que se vienen cosas muy buenas”, finaliza.

Lea también:  Sobria belleza: Carolina Arzubiaga, estudiante de Diseño de Modas

Fotografía: Javier Falcón
Estilismo: Sara Vílchez
Maquillaje y peinado: Olga Soncco
Producción: Andrea Zorrilla
Producción de campo: Joaquín Jerí
Agradecimientos: Forever 21 y H&M