Verónica Peyón y el multicampeón Jorge Cardeña ganaron “Los 200 kilómetros de Lima”, una copa que se corrió el pasado sábado 14 de octubre en el Autódromo La Chutana, en el marco de la séptima fecha del Campeonato de Circuito de Turismo Competición. Conversamos con ella sobre su desarrollo en las pistas y su éxito en el circuito peruano.

Por María Fernanda Gálvez / Fotos: cortesía Verónica Peyón

Verónica Peyón

Verónica Peyón -quien compite en la CCTC desde el 2012- es la única mujer que se encuentra en circuito, siendo todo un ejemplo para las mujeres que deseen sumarse a este deporte. La hija del conocido piloto peruano Ernesto Peyón, ha competido con su propio auto durante estos cinco años y ha logrado cosechar varios triunfos en un mundo considerado como “masculino”. 

¿Qué hacías antes de entrar en el mundo de las carreras?

Cuando era menor de edad, hacía atletismo y participaba en las competencias del colegio. Luego, en la adolescencia me gustaba jugar fútbol. 

¿Cómo te iniciaste en los autos?

Cuando tenía dieciséis años, mi papá me llevó a una carrera de karts (una disciplina del automovilismo que se practica sobre circuitos de entre 600 y 1700 metros de longitud). Allí que competí en la categoría de damas y gané. Corrí karts por tres años, hasta que me sentí lo suficientemente preparada para correr autos.

7ma fecha CCTC "200 km de Lima" 🏁🥇🏆 #tc2000 #girlpower #girlsrule #VP10

A post shared by Vero Peyon (@janepeyon) on

Ahora tienes el respeto de otros corredores, pero, ¿cómo fue al inicio?, ¿fue difícil iniciarte en esto siendo mujer?

Sí, fue un poco difícil, ya que yo era joven y nueva en el kartodromo. Todos me miraban extraño, como si no perteneciera al lugar. Sin embargo, con el paso del tiempo, todos se dieron cuenta de que las carreras eran algo serio para mí y que era lo que realmente me apasionaba.

También eres la única mujer que se encuentra en circuito (TC2000), ¿ha influido eso en tu desarrollo en esta disciplina?

Sí, soy la única mujer en la TC2000 (campeonato de turismo competición), aunque ahora hay otras mujeres corriendo la Honda Master (categoría de automovilismo deportivo). Respecto a mi desarrollo en la disciplina, siempre he tenido el apoyo de mis rivales, quienes también son mis amigos. Saben lo mucho que me gusta este deporte y la dedicación que le entrego. 

Verónica Peyón

¿Te fue fácil conseguir la ayuda necesaria para desarrollarte en este deporte?

Es difícil conseguir auspicio en nuestro país, pues parece que el deporte no es importante para muchas empresas. Sin embargo, desde el inicio de mi carrera he tenido el apoyo de Baterias Etna, una empresa que siempre ha apoyado el automovilismo. Actualmente, también cuento con el auspicio de Liqui Moly, Dunlop, Specialized, Vanna Coach, Armónica Café y Aros Reto.

Fuera del volante

Cuéntanos un poco sobre el otro lado de Verónica Peyón. Tu vida fuera de las pistas.

Soy diseñadora gráfica de profesión. Desde el 2009, tengo mi propia empresa llamada LUDO Impresiones & Ploteos, la cual se dedica a la producción de gráficas vehiculares, impresión de gigantografías, vinil adhesivo, entre otros servicios. Si no estoy entrenando o corriendo en las pistas, me enfoco en mi empresa.

Chiri 🌧🌄 #specialized #imspecialized #enduro #mtb

A post shared by Vero Peyon (@janepeyon) on

¿Cómo es tu entrenamiento?

Realizo functional trainning en Vanna Coach tres veces por semana. Al competir contra hombres, es muy importante tener un buen estado físico y estar en una condición óptima para las carreras.

Lograste tu segundo podio en esta temporada 2017, luego del tercer puesto en Tacna. ¿Cómo te sientes con tantos años de experiencia y triunfos?

Estoy contenta con mi trayectoria y el competir contra los mejores pilotos del país. Si bien aún no he logrado lo que más anhelo, que es salir campeona nacional, he ganado dos veces la general. Siento que estoy en mi mejor momento y lo bueno recién está por venir.

¿Cuál es tu máximo sueño deportivo?

Ganar el próximo campeonato CCTC 2018. En donde saldré a pelearlo desde la primera vuelta.