La reina Isabel II envía a una mujer de su total confianza, Samantha Cohen, a asesorar a Meghan Markle durante seis meses.

Samantha Cohen es australiana, pero cumple un rol fundamental en el Palacio de Buckingham, en Londres. Trabaja ahí hace diecisiete años y es una de las secretarias privadas de la reina Isabel II. Es una de las personas que la aconseja a diario.

A pedido de la monarca, Samantha Cohen se mudará al Palacio de Kensington, donde viven los flamantes duques de Sussex, para asesorar de forma especial durante seis meses a Meghan Markle , y durante un año a ella y al príncipe Harry en su agenda y apariciones públicas. Por lo menos temporalmente, Samantha Cohen se ocupará de las tareas de Edward Lane, el secretario del príncipe Harry.

Según una fuente citada por The Times, Meghan Markle “está buscando consejos de una variedad de personas, va a proceder con humildad”. Aseguró también que Meghan Markle soportará la presión, pues está acostumbrada a trabajar todos los días y a tener un horario exigente.  

En su primer año como duques de Sussex, Meghan Markle y Harry se dedicarán a potenciar las organizaciones benéficas que apadrinan.

Lea también:  Eugenie de York sobre Jack Brooksbank: "Fue amor a primera vista"

El trabajo de Samantha Cohen empezó en la boda real y continuó en la primera aparición de Meghan Markle como duquesa en la fiesta por el cumpleaños número 70 del príncipe Carlos

Antes de trabajar en el Palacio de Buckingham, en 2001, Samantha Cohen fue relacionista pública. En 2003 se convirtió en subsecretaria de prensa y en 2007 en secretaria. En 2016 la reina Isabel II la nombró Comendadora de la Real Orden Victoriana.

Samantha Cohen tiene 49 años, está casada con un dentista y tiene cuatro hijos. Es conocida por ser sensata y directa, lo que le habría valido el apodo de The Panther (pantera en inglés).