A propósito del bautizo del príncipe Louis, que se realizará el próximo 9 de julio en la Capilla Real del palacio Saint James, recordamos los bautizos más importantes de la realeza británica. 

1. Príncipe Carlos:

El 15 de diciembre de 1948, un mes después de su nacimiento, el príncipe Carlos fue bautizado. La emoción por su nacimiento fue sumamente grande para el Rey Jorge VI: el príncipe era su primer nieto y el tercero en la línea de sucesión al trono. En ese entonces, su madre aún no era reina de Inglaterra. 

Si bien los bautizos se realizaban en una capilla privada del Buckingham Palace, éste se realizó en la Sala de Música del palacio. Según Royal Central, “la ceremonia fue realizada por el entonces arzobispo de Canterbury, Geoffrey Fisher, quien también ofició en la boda de los padres del príncipe Carlos”.

Fotografía: Royal Collection Trust

Las fotografías oficiales fueron tomadas después de su bautizo con la presencia de sus ocho padrinos. De pie, de izquierda a derecha: Lady Brabourne; el príncipe Felipe; el Rey Jorge VI; David Bowes-Lyon; el conde de Athlone; y la princesa Margaret. Sentados, de izquierda a derecha: Victoria Mountbatten; la princesa Isabel sosteniendo al pequeño Carlos y la reina María.

En base a las tradiciones de la realeza británica, el príncipe utilizó el famoso vestido Honiton, que se creó para bautizar al rey Eduardo VII del Reino Unido. Además, fue bautizado con agua consagrada del río Jordán, que había sido vertida en la pila bautismal Lily Font, diseñada por el príncipe Alberto. 

The Lily Font. Fotografía: Royal Collection Trust

2. Príncipe William:

Al igual que su padre, el príncipe William recibió las aguas bautismales en el Salón de Música del palacio de Buckingham. El 5 de agosto de 1982, el New York Times compartió el suceso con el mundo entero: El príncipe Guillermo de Gales, primogénito de los príncipes de Gales, se comportó con real aplomo mientras el arzobispo de Canterbury, el reverendo Robert Runcie, mojaba los dedos en una fuente dorada plateada y tocaba la frente del bebé con el agua”. La fecha del bautizo coincidió con el cumpleaños de su bisabuela, la reina Isabel I. 

Continuando con la tradición que empezó con el rey Eduardo VII del Reino Unido, el príncipe utilizó el vestido Honiton el día de su bautizo, una prenda con la que se bautizan todos los herederos al trono británico. 

El príncipe William y sus padres el día del bautizo. Lady Di utilizó un delicado vestido floral para la ocasión.

La fotografías oficiales tampoco faltaron en esa ocasión. Según el New York Times, el pequeño William estuvo a punto de llorar hasta que su madre le ofreció su dedo meñique para que jugara mientras lo acunaba en sus brazos: “Pero cuando ella alejó el dedo un poco más tarde, dejó escapar un fuerte grito”. 

La reina Isabel II asistió al bautizo y después organizó un almuerzo familiar para celebrar el cumpleaños 82 de su madre, la reina Isabel I. Tras acudir a ambos eventos, la monarca se fue de vacaciones al castillo de Balmoral, en Escocia. 

3. Príncipe Harry:

El príncipe Harry fue bautizado en 1984, el mismo año de su nacimiento. La ceremonia de su bautizo se realizó en la capilla de San Jorge, la misma en la que se casó con Meghan Markle, y continuó con una recepción en el castillo de Windsor. 

Al igual que en el bautizo de su hermano, la reina Isabel fue la invitada principal del evento. Entre los asistentes también se encontraban el duque de Edimburgo, los padres de Lady Di, la reina Isabel I, la abuela de la princesa Diana, y Peter y Zara Phillips.

Los padrinos del príncipe Harry tampoco estuvieron ausentes: el príncipe Andrew, lady Sarah Chatto, Carolyn Bartholomew, Bryan Organ, Gerald Ward, y lady Vestey. 

Ese día, el tercer heredero al trono británico fue bautizado como el príncipe Henry Charles Albert David, pero sus padres enfatizaron que sería ‘Harry’ para su familia y sus amigos más cercanos. Cuando creció, el Kensington Palace también empezó a referirse a él como ‘príncipe Harry’. 

4. Príncipe George:

El primogénito de los duques de Cambridge fue bautizado en la Capilla Real del St James Palace. Continuando con la tradición de sus ancestros, el bebé utilizó el vestido Honiton para la ceremonia.

Según informó el Kensington Palace, el evento duró 45 minutos y fue realizado por el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, el reverendo que también casó a Meghan Markle y el príncipe Harry. 

En base a lo señalado por el diario The Sun, el bautizo del príncipe George no fue una ceremonia tradicional: solo asistieron 22 invitados y el bebé tuvo 7 padrinos: Oliver Baker, Emilia Jardine-Paterson, Earl Grosvenor, Jamie Lowther-Pinkerton, Julia Samuel, William van CutsemZara Tindall.

Todos sus padrinos son amigos cercanos de los duques de Cambridge a excepción de Zara Tindall, prima del príncipe William. Ese mismo día, los duques participaron en una sesión de fotos con el pequeño príncipe George. Las imágenes, retratadas por el fotógrafo Jason Bell en Clarence House, dieron la vuelta al mundo. 

5. Princesa Charlotte:

El bautizo de la pequeña princesa Charlotte fue el primer acto público de los duques y sus hijos como una familia. La ceremonia se realizó en la iglesia St Mary Magdalene de la finca Sandringham, en Norfolk.

La iglesia se escogió por ser el lugar en donde la difunta abuela de la princesa Charlotte fue bautizada. Además, es el espacio que la familia real visita cada Navidad para adorar la memoria de Lady Di. El fotógrafo oficial también se escogió pensando en su memoria, ya que Mario Testino era muy apreciado y querido por la princesa Diana. 

Today marks 3 years since the Christening of Kate’s baby girl 💖 #PrincessCharlotte was christened at an intimate service at the Church of St. Mary Magdalene on the Queen’s Sandringham Estate in Norfolk (where Princess Diana was also christened) on 5th July 2015. A crowd of 3,500 were allowed into watch the Duke and Duchess of Cambridge walk between Sandringham House and the church and back again with Charlotte and her big brother Prince George, making it the most public royal baptism in modern times. The proud Duke & Duchess strolled calmly through the grounds of the royal estate to the church today, pushing the little princess in a pram. In a nod to family history, the couple pushed Charlotte to the christening in a vintage pram the Queen used for two of Princes Andrew & Edward.

A post shared by Catherine Duchess of Cambridge (@theelegantduchess) on

Menos de 30 personas fueron invitadas al acto oficial, incluyendo a los padrinos: Sophie Carter, James Meade, Adam Middleton, Laura Jane Fellowes y Thomas van Straubenzee. Un dato especial del bautizo es que los familiares directos de la duquesa de Cambridge también estuvieron presentes: Carole, Michael, James y Pippa Middleton.

A diferencia de otros bautizos, la familia real decidió incluir al público en esta ceremonia. Por ello, invitaron a todos a reunirse en la entrada de la iglesia como cada Navidad. Tanto Kate Middleton como el príncipe William saludaron con felicidad a cada uno de los presentes mientras caminaban con la pequeña Charlotte en un coche y con el príncipe George de la mano.