En la reciente “Cumbre del Clima 2019”, celebrada en el Museo Thyssen de Madrid, el príncipe Albert y Francesca Thyssen-Bornemisza demostraron su preocupación por el cambio climático y reafirmaron su compromiso para salvar el planeta de la contaminación.

El príncipe Albert II preside “Because the Ocean”; mientras que Thyssen-Bornemisza, la Fundación TBA21.

La preocupación de Albert y Francesca

Durante la última Cumbre del Clima, el príncipe Albert II fue una de las personalidades más aplaudidas en el Museo Thyssen. El soberano de Mónaco presentó un informe de “Because The Ocean” -una organización que protege los océanos del mundo-, donde precisó que el 25% de emisiones de CO2 y hasta el 90% de exceso de temperatura se absorben por los mares del mundo. Por ello, dijo: “No puede haber ninguna acción para luchar contra el cambio climático y limitar su impacto sin mirar al océano en su conjunto”.

El príncipe Albert durante su presentación en el Museo Thyssen de Madrid.

Asimismo,  Francesca Thyssen-Bornemisza, quien preside la Fundación Thyssen-Bornemisza Art Contemporary (TBA21), saludó el informe del príncipe monegasco y anunció las acciones que tomará su fundación. Por ello, anunció que en el patio principal del Museo Thyssen se izará hasta el 13 de diciembre la obra del artistas irlandés John Gerrard titulada “Western Flag”, la cual es considerada como protesta contra la explotación petrolera. “El cambio climático es una realidad”, dijo Thyssen-Bornemisza. “Falta acción política para un gran problema real. Es responsabilidad de TBA21 enarbolar la bandera de la huella de carbono cero. El petróleo debe seguir bajo tierra”.

Francesca Thyssen-Bornemisza preside TBA21 desde 2002.

Los Grimaldi, una familia comprometida

Es necesario recordar que la familia Grimaldi tiene en agenda todos los temas relacionados a la causa de cuidado medioambiental. Uno de sus miembros más activos es, sin duda, el hijo de la princesa Charlotte: Pierre Casiraghi, quien junto con su tío Albert II comparte la lucha por la defensa de los océanos.

Lea también:  Spoiler alert: Meghan Markle podría dar a luz en cualquier momento

 

Como se recuerda Casiraghi, en 2018, puso en marcha el proyecto “Malizia Ocean Challenge” con el fin de investigar la polución marina y encontrar soluciones científicas a este problema.