La princesa Beatrice y su esposo Edoardo Mapelli retornaron a Londres tras su luna de miel. Ahora, los recién casados vivirán en la propiedad que fue el primer hogar del príncipe Harry y Meghan Markle, después de que la exactriz abandonara Hollywood y se trasladara a Reino Unido.

Por Redacción COSAS

Desde que los duques de Sussex decidieron renunciar a la Corona Británica, dejaron inhabitado su primer hogar: Nottingham Cottage, una modesta casa situada en el Palacio de Kensington. No obstante, la propiedad de más de tres siglos de historia, ya tendría nuevos residentes. Se trata de otra importante pareja real, nada menos que la princesa Beatrice y su esposo Edoardo Mapelli.

Antes de casarse, la hija mayor del príncipe Andrew vivía en un departamento en el Palacio de St. James que compartió con su hermana Eugenie durante una década. Luego de la boda de la princesa con Jack Brooksbank en 2018, Beatrice continuó viviendo sola en dicho lugar.

Nottingham Cottage Harry y Meghan princesa Beatrice y su esposo 1

Pero ahora ha trascendido que durante su luna de miel, Beatrice de York y Edoardo Mapelli habrían estado buscando nueva residencia en el Reino Unido para iniciar su vida de casados. Todo indica que la reina Elizabeth II ya tiene listo su nuevo nido de amor.

Detalles de la casa

Nottingham Cottage ha permanecido vacío desde que el príncipe Harry y Meghan Markle se mudaron a Frogmore Cottage en Windsor. La propiedad -conocida como Nott Cott– es uno de los espacios más “sencillos” del histórico palacio. Diseñada por Christopher Wren, también responsable de la construcción de la Catedral de Saint Paul, es una austera casa que no supera los 125 metros cuadrados. Cuenta con dos dormitorios y ha sido el “hogar inicial” de varios miembros recién casados de la realeza, entre los que también destacan el príncipe William y Kate Middleton.

Harry y Meghan princesa Beatrice y su esposo 2

El príncipe Harry y Meghan Markle anunciaron su compromiso el 27 de noviembre de 2017 en las escaleras del jardín de Kensington.

Se sabe que su primer dueño fue el Conde de Nottingham, en 1605. Él la adquirió al precio de 20 mil libras de la época.Hoy, equivale a 1,6 millones de dólares. La casa destaca por su estilo clásico inglés y por ubicarse muy cerca del Jardín Blanco, una de las zonas más impresionantes del Palacio de Kensington, erigido en homenaje a la princesa Diana de Gales.

Lea también:  Camilla Parker Bowles y su (difícil) historia de amor con el príncipe Carlos

En este palacio, además, viven 15 miembros de la familia real, repartidos en las diferentes alas de la casa mayor y otras viviendas más pequeñas. Beatriz de York y Edoardo Mapelli tendrían de vecinos a los duques de Cambridge y sus tres hijos, los príncipes George, Charlotte y Louis; el príncipe y la princesa Michael de Kent; los duques de Gloucester y los de Kent.

Harry y Meghan princesa Beatrice y su esposo 3

Cabe resaltar que, originalmente, el Palacio de Kensington era una casa de campo rodeada de vegetación y adquirida por el rey William III en 1689 para escapar de la contaminación de la ciudad.