El hijo de la reina Elizabeth II podría perder uno de los cargos que más le importan. Kate Middleton es ahora la favorita a ocupar dicho alto rango. 

Por Redacción COSAS

Los problemas continúan para el príncipe Andrew. Aunque no ha tenido responder ante las autoridades —como lo ha hecho ya Ghislaine Maxwell— por su relación con Jeffrey Epstein, enfrenta el “destierro” de la vida pública, como representante de la Casa Real Británica.

No obstante, el duque de York estaría a punto de vivir una de las mayores humillaciones de los últimos tiempos. Se dice que el club de yates más famosos de Gran Bretaña considera destituirlo de su rol de comodoro. La discusión tuvo lugar durante una reunión reservada de sus principales miembros.

La Royal Thames Yacht Club de Londres se considera seriamente la opción de destituir al padre de las princesas Beatrice y Eugenie pero eso no es todo. Kate Middleton está siendo voceada como la favorita para cumplir todas sus tareas, con lo que sería la primera mujer en la historia en recibir ese honor.

Kate Middleton Principe Andrew

 

La duquesa de Cambridge es una excelente navegante y en las actas que se filtraron de la reunión secreta, quedó asentado que representantes del club ya han tenido varios acercamientos con el Palacio de Buckingham para solicitar que se haga formal la salida del príncipe Andrew y el nombramiento oficial de la esposa del príncipe William.

Tiempo de cambios

Fue el vice comodoro George Ehlers, quien aseguró ante el comité general que “es apropiado y en interés del club que estas discusiones continúen”. Según el acta se especificó que “los contactos con el comodoro y su oficina con respecto al patrocinio están al día a la luz de los cambios en la evolución dentro de la casa real”.

Lea también:  ¡Nueva boda real en Mónaco!: Louis Ducruet, el nieto más discreto de Grace Kelly, se casa este fin de semana

Se cree que la referencia hecha a “cambios en los acontecimientos” puede estar relacionado con las presiones ejercidas para que el duque de York renunciara a todas sus funciones públicas. Esto luego de la polémica entrevista que ofreció respecto a su relación con Epstein. Como se recuerda, a raíz de esa aparición, el hijo de la monarca tuvo que renunciar a varios nombramientos militares honorarios. Y a la fecha, niega tajantemente las afirmaciones de Virginia Roberts, quien asegura que la obligaron a acostarse con él.

Kate Middleton Principe Andrew 2

El príncipe Andrew asumió el cargo de comodoro del club de yates en 1986, en lugar del príncipe Carlos. El príncipe de Gales es ahora su almirante, mientras que el duque de Edimburgo, su patrón. Cabe destacar que la organización marítima es considerada la más antigua en el mundo y tiene su sede en Knightsbridge. Ubicado a solo 800 metros del Palacio de Buckingham, sus vínculos reales se remontan a 1775 y entre los antiguos comodoros figuran varios reyes.

Intervención de la reina

Pero este sería un tema muy delicado dado que fue la propia reina Elizabeth II quien nombró a su hijo vicealmirante de la Royal Navy en 2015, para conmemorar su 55 cumpleaños. Frente a esto, una fuente secreta reveló que “existe un fuerte sentimiento de que Andrew no es un comodoro adecuado”.

De acuerdo con el informante, el reclamó se basa en que “es un club orientado a la familia y el príncipe Andrew no está acorde con eso. Hay un fuerte deseo de reemplazarlo por Kate. Ella es una marinera consumada y sería una gran ventaja como la primera mujer comodoro del club”. “El Palacio quiere evitar una mayor vergüenza para Andrew. Sí la RTYC lo destituye, seguirán otras organizaciones similares”, añadió la fuente anónima.

Lea también:  El nido de víboras de la realeza española

príncipe Andrew (4)

Por su parte, el director ejecutivo Christian Horvath confirmó que existe la inquietud de cuál será el futuro del duque de York en el club. “Siempre hemos tenido participación real. Durante sus 34 años como comodoro, el príncipe Andrew ha promovido y apoyado las actividades de navegación”, declaró. Entre tanto, una fuente cercana al príncipe aseguró que después de las acusaciones, él entiende que algunas organizaciones “mantendrán la distancia”.