El duque de York dijo en un comunicado: “Sigo lamentando, inequívocamente, el mal juicio de mi asociación con Jeffrey Epstein”.

 

El príncipe Andrew, hijo de la reina Elizabeth II, ha renunciado hace unas horas a sus deberes públicos “en el futuro previsible”, como consecuencia de las declaraciones sobre su amistad con el deshonrado financiero Jeffrey Epstein. En una entrevista, el duque de York dijo: “Me ha quedado claro en los últimos días que mi asociación con Jeffrey Epstein se ha convertido en un lastre importante para mi familia y el valioso trabajo que se viene realizando con las muchas fundaciones y organizaciones benéficas que estoy orgulloso de apoyar. Por lo tanto, le pregunté a Su Majestad si puedo alejarme de mis deberes públicos en el futuro previsible, y ella me ha dado su permiso”.

A través de este comunicado, hoy el príncipe Andrew renunció a sus funciones.

 

El duque agregó: “Sigo lamentando de manera inequívoca el mal juicio de mi asociación con Jeffrey Epstein. Su suicidio ha dejado muchas preguntas sin respuesta, especialmente para sus víctimas, y simpatizo profundamente con todos los que han sido afectados y tienen heridas que desean cerrar. Solo puedo esperar que, con el tiempo, puedan reconstruir sus vidas. Por supuesto, quiero ayudar a las autoridades apropiadas con sus investigaciones”.

El príncipe Andrew junto a su madre, la reina Elizabeth II: “Le pregunté a Su Majestad si puedo alejarme de mis deberes públicos en el futuro previsible, y ella me ha dado su permiso”, lee el comunicado.

 

El duque en su laberinto

El duque ha estado bajo creciente presión de abandonar sus cargos. BT (British Telecom), fue la última entre las tantas compañías que renunciaron a las organizaciones de ayuda suscritas por el aristócrata. Los gigantes de finanzas KPMG y Standard Chartered ya habían anunciado que no renovarían su patrocinio a una las fundaciones que dirige. 

Lea también:  Elizabeth II, la reina que ha sobrevivido a casi todo, cumple 94 años en medio de otra crisis

La polémica entrevista que le hiciera el pasado sábado Emily Maitlis, de Newsnight,  sigue generando una ola de protesta en ambos lados del Atlántico. El aristócrata británico ha sido contactado nuevamente por las autoridades americanas. Los fiscales solicitan cuestionarlo sobre su amistad con Epstein, quien se suicidó en prisión mientras esperaba ser juzgado por tráfico sexual de menores.

 

El príncipe Andrew ha sido acusado de tener relaciones sexuales con la menor, xxx, a quien Epstein lo presentara en una fiesta. El príncipe mantiene:

Andrew ha sido acusado de tener relaciones sexuales con la menor, Virginia Roberts (aquí retratada), a quien Epstein lo presentara en una fiesta. El príncipe mantiene que: “no recuerda haberla conocido”.

El duque niega las acusaciones en su contra de haber tenido relaciones sexuales con Virginia Roberts, cuando esta tenía 17 años. Dice que no recuerda haberla conocido.

La polémica entrevista de Emily Maitlis, de Newsnight, al aristócrata,  ha genera una ola de protesta en ambos lados del Atlántico.