En la entrevista explosiva de CBS, entre lágrimas, Meghan Markle admitió que tenía tendencias suicidas cuando estaba embarazada. Le había dicho a Harry: “No quiero estar viva”.

Por Redacción COSAS

Meghan y Harry

Llegada una hora y cinco minutos de entrevista, Meghan Markle hizo una revelación que nos rompió el corazón a todos. La duquesa de Sussex llegó a un punto de quiebre donde tuvo que luchar contra pensamientos de suicidio. La vida dentro de la familia real es “casi insuperable”.

“Simplemente ya no quería estar viva”, respondió Meghan, diciendo que estaba “avergonzada” de admitirlo ante Harry por la “pérdida que ha sufrido”. “Ese era un pensamiento constante, real y aterrador”, dijo

Describió que consideró terminar con su vida creyendo que ‘era mejor para todos’, dijo: ‘Simplemente ya no quería estar viva. Y ese era un pensamiento constante muy claro, real y aterrador. Y recuerdo… recuerdo cómo me acunó. Dije que necesitaba ir a algún lugar para obtener ayuda. Dije que “nunca me había sentido así antes, y necesito ir a algún lado”. Y me dijeron que no podía, que no sería bueno para la institución (la famila real)”.

Meghan admitió que acudió a la “institución” en busca ayuda, pidiendo ir a algún lugar donde pudiese obtenerla. Pero, cuando lo hizo, su solicitud fue negada porque ella no era una empleada remunerada de la realeza. Algo anda seriamente mal dentro de la “institución” cuando uno de sus miembros no pueden recibir la ayuda que necesitan, sobretodo en un tema tan delicado.

Markle aclaró que cuando dijo “la institución”, se refería a varias personas y que, cuando se sentía mal, acudió a una de las personas de mayor rango en busca de ayuda. Prefirió no revelar el nombre de esta persona.

Respecto a Harry

Cuando Harry se unió a la entrevista agregó que no fue a buscar ayuda a los miembros de su familia para Meghan. “Esa no es una conversación que se tendría. Supongo que me avergoncé de admitírlo. No sé si tendrían los mismos sentimientos o pensamientos. es un entorno muy atrapante en el que muchos de ellos están atrapados”.

Lea también:  Camilla de Cornualles es el soporte emocional de Meghan Markle

Y es que, más adelante en la entrevista, Harry confesó que él mismo se sentía “atrapado” como miembro de la realeza: “Estaba atrapado, pero no sabía que estaba atrapado”. Conocer a Meghan, dijo, fue lo que le permitió ver una salida.

Atrapado en tradiciones, creencias y protocolos que dañan a los mismo miembros de la Familia Real. Esto dibuja una imagen horrible del Palacio: de Meghan destrozada por la cobertura de ella, teniendo pensamientos suicidas, y de que el palacio no ha aprendido nada en los 40 años desde Diana.

Es necesario aclarar que este es solo un lado de la historia. Lo justo sería esperar y escuchar una respuesta de corona.

Marcando 113 desde tu celular o teléfono fijo, obtendrás apoyo en temas tales como depresión, síntomas psiquiátricos, problemas sentimentales, estrés, problemas por comportamiento, violencia familiar, violencia contra la mujer, maltrato infantil, bullying, entre otros.