La declaración emitida por el Palacio de Buckingham, en nombre de Su Majestad la Reina Elizabeth II, comunicó que toda la familia real “se entristece” al conocer los desafíos que el príncipe Harry y Meghan Markle enfrentaron en los últimos años.

Por Redacción COSAS

Este martes, casi 48 horas después de las duras declaraciones de los duques de Sussex, la reina Elizabeth II rompió su silencio. En su comunicado declaró que toda la familia “se entristece” por la situación que pasaron los Sussex en palacio y aclaró algunos de los puntos más polémicos.

El comunicado

La histórica entrevista fue sintonizada por 11,3 millones de espectadores y ha sido calificada como “la mayor crisis en el palacio de Buckingham en los últimos 85 años“. Era solo cuestión de tiempo hasta que la Reina diese su respuesta.

El comunicado dice lo siguiente: “Toda la familia está entristecida al conocer el alcance total de cuán difíciles han sido los últimos años para Harry y Meghan. Las cuestiones planteadas, especialmente la racial, son preocupantes. Si bien algunos recuerdos pueden variar, (estos problemas) van a ser tomados muy en serio y la familia se ocupará de ellos en privado. Harry, Meghan y Archie siempre serán miembros muy queridos de la familia.”

Este es el primer comentario de la reina Elizabeth II, con el que ha querido responder a las durísimas palabras de su nieto y esposa.

Lea también:  La duquesa Camilla de Cornwall lanza campaña contra la violencia doméstica

Lo que no se lee

reina Elizabeth sobre las declaraciones de Meghan y Harry

Meghan Markle denunció y reveló que existieron comentarios racistas contra su hijo Archie.

Vemos que la Familia Real está dispuesta a resolver los problemas expuestos por los Sussex en su entrevista, pero plantea hacerlo de manera privada como familia. Además, está claro que no aceptan todo lo que la pareja ha alegado.

Así, se ha emitido una rama de olivo; se roconoce la gravedad de las declaracios, pero la familia se muestra firme en algunos puntos. Es necesario recordar que tanto el príncipe Harry como su esposa, Meghan, admitieron que la reina Elizabeth II no era la responsable de las polémicas planteadas. Específicamente, los comentarios sobre la “preocupación” del color de la piel de Archie.

Suscríbase ahora para obtener 12 ediciones de Cosas y Casas por solo 185 soles. Además de envío a domicilio gratuito y acceso instantáneo gratuito a las ediciones digitales.