Meghan Markle fue acusada de hacer llorar ocasionalmente a los empleados cuando vivía en el Palacio de Kensington, en mayo del 2018.

Por Redacción COSAS

Meghan durante Trooping The Colour el 9 de junio del 2018, en Londres, Inglaterra.

El Times publicó, el miércoles 4 de marzo, un artículo. En este, Meghan Markle era acusada (nuevamente) de haber creado una atmósfera tóxica y manipuladora para los asistentes reales. Las declaraciones desencadenaron una investigación dentro del Palacio.

“En consecuencia, nuestro equipo de RR.HH. investigará las circunstancias descritas en el artículo. Se invitará a participar a los miembros del personal involucrados en ese momento. Incluidos aquellos que han dejado el hogar, para ver que lecciones se pueden aprender. La Casa Real ha tenido una política de Dignidad en el Trabajo durante varios años y no tolera ni tolerará la intimidación o el acoso en el lugar de trabajo.”, comunicó el Palacio de Buckingham.

Ahora, el palacio de Buckingham ha dado un giro de 180 grados y ha decidido encargar a un equipo externo la investigación de las acusaciones de bullying contra Meghan Markle.

Abogados independientes

The Sunday Times informó el día de ayer, que se trata de un despacho de abogados independiente el que llevará a cabo la investigación en lugar de la propia casa real británica. De esta manera, el palacio de Buckingham busca evitar que se ponga en tutela de juicio la parcialidad de las conclusiones a las que se llegue en este caso.

La investigación comenzará “pronto” y “se tomará todo el tiempo necesario” para verificar qué hay de cierto en las quejas de varios empleados del palacio de Kensington. Recordamos que estas fueron formuladas en 2018 por el supuesto acoso que recibieron por parte de la duquesa de Sussex.

Lea también:  Alessandra de Osma: así fue su boda civil con el príncipe Christian de Hannover

“En pie de guerra”

Meghan Markle Príncipe Harry Beckham 1 (2)

Los duques de Sussex negaron la información de The Times y todas las acusaciones contra Meghan.

Durante su explosiva entrevista con Oprah Winfrey, Meghan culpó a la casa real británica de “perpetuar” todas las falsedades que escriben los tabloides sobre ella y su marido. Dio como ejemplo el rumor de que ella hizo llorar a Kate, cuando la realidad era muy distinta. Enfatizando que Kate “es una buena persona”, reveló que “sucedió lo contrario”.

Llamó a la narrativa a su alrededor “el comienzo de un asesinato real de su personaje”, pero los duques de Sussex están dispuestos a darle fin.

La duquesa de Sussex ya ha mandado una carta al Palacio de Buckingham, solicitando pruebas. Meghan ha escrito exigiendo ver cualquier documento, correo electrónico o mensaje de texto relacionado con la denuncia de intimidación en su contra.

Esto es el inicio de lo que podría ser una larga serie de acusaciones y refutaciones entre la Corona y los Sussex. Esperamos la decisión de llevar la investigación de manera externa ayuda a llegar a un veredicto imparcial.

Suscríbase ahora para obtener 12 ediciones de Cosas y Casas por solo 185 soles. Además de envío a domicilio gratuito y acceso instantáneo gratuito a las ediciones digitales.