Otro paso en falso de Meghan. La duquesa afirmó en la entrevista a Oprah que ella y el príncipe Harry se casaron tres días antes de la boda real.

El príncipe Harry y Meghan Markle han confesado que la boda secreta que la duquesa de Sussex describió en su explosiva entrevista con Oprah Winfrey no sucedió, informó The Daily Beast el lunes.

La boda secreta de Meghan Markle y el príncipe Harry nunca sucedió.

La boda secreta de Meghan Markle y el príncipe Harry nunca sucedió.

Un portavoz de la realeza dijo a la publicación que “la pareja intercambió votos personales unos días antes de su boda oficial / legal el 19 de mayo”.

Dado que tal servicio no constituye una boda formal, la unión secreta de la pareja real no era legítima, como Markle le había dicho a Oprah en la entrevista del 7 de marzo, dijo el sitio web.

La ex estrella de “Suits”, de 39 años, dijo muy seriamente durante dicha entrevista: “Sabes, tres días antes de nuestra boda, nos casamos. Nadie lo sabe. Los votos que hemos enmarcado en nuestra habitación son los que hicimos nosotros dos solos en nuestro patio trasero con el arzobispo de Canterbury”.

¿Medias verdades o falsedades?

The Sun también obtuvo la licencia de matrimonio de la pareja de la Oficina del Registro General el lunes, lo que también confirmó que la fecha legal de su boda es el 19 de mayo.

Las especulaciones de que Meghan estaba manipulando la verdad comenzaron casi inmediatamente después de que se emitiera la entrevista.

Como publicamos en COSAS, a principios de este mes un vicario del Reino Unido negó las declaraciones de Meghan, y explicó que la Iglesia de Inglaterra requiere dos testigos para que cualquier matrimonio sea válido y que las ceremonias deben tener lugar en un “lugar de culto certificado”, ninguno de los cuales Markle y el príncipe Harry, de 36 años, acataron.

Lea también:  Príncipe Carlos gastó millones en estilo de vida de Harry y Meghan Markle

Meghan también se encontró en aprietos después de que saliera a la luz un blog del 2014 donde escribía sobre la realeza, decía que “todas las niñas soñaban con ser princesas”, y describía co lujo de detalle “pompa” que rodeó la boda de 2011 del príncipe William y Kate Middleton.

En su entrevista con Oprah Winfrey, la duquesa dijo nunca haber estado al tanto de la vida de la realeza antes de conocer a su esposo.