Mark Edwards, vicario de Newcastle, afirmó que ceremonia secreta nunca se llevó a cabo. Tras las declaraciones de Meghan Markle, el arzobispado ha recibido miles de solicitudes de bodas privadas.

Por Redacción COSAS

Durante más de una semana, se han generado muchas dudas sobre las declaraciones de Meghan Markle en la entrevista concedida hace una semana a Oprah Winfrey, en la que los duques de Sussex afirmaron que se casaron de forma secreta días antes de la boda pública,

Recientemente, un vicario del Reino Unido ha afirmado, de manera contundente que “no se celebró ninguna boda”. Esto tras las miles de solicitudes de bodas privadas que se han presentado en el país tras la entrevista de los royals. En un intento por aclarar las cosas, el vicario de Newcastle, el reverendo Mark Edwards, se comunicó con la oficina del arzobispo, y comentó que un miembro del personal en Lambeth Palace, la residencia oficial del arzobispo, le dijo que “Justin no hace bodas privadas” y que tan solo “Justin tuvo una conversación privada con la pareja en el jardín sobre la boda. Puedo asegurarles que no se celebró ninguna boda hasta el evento nacional televisado”, explicó Edwards.

Entrevista Meghan Markle

Durante la entrevista con Oprah, la duquesa de Sussex comentó que se casó de manera secreta días antes de la boda televisada.

Como prueba, Edwards recordó que la Iglesia de Inglaterra requiere dos testigos de cualquier boda para que sea válida, y las ceremonias deben tener lugar en “un lugar de culto certificado” que permita al público “acceso sin restricciones” para que se puedan presentar objeciones.

Lea también:  Demi Lovato y el verdadero motivo por el que canceló su compromiso con Max Ehrich

Finalmente, el vicario comentó que las declaraciones de los duques de Sussex “nos pone a los sacerdotes en una posición difícil sobre lo que constituye una boda de la Iglesia de Inglaterra”.

Lo que se dijo en la entrevista

Durante la entrevista con Oprah, Meghan Markle sorprendió a la periodista y a la audiencia al confesar que ella y Harry se habían casado días antes de la boda televisada. “Nadie lo sabe. Pero llamamos al arzobispo y le dijimos: ‘Mira, esto, este espectáculo, es para el mundo, pero queremos nuestra unión entre nosotros’ ”, explicó Markle, quien no perdió oportunidad de brindar detalles sobre la ceremonia. “Los votos que hemos enmarcado en nuestra habitación son solo nosotros dos en nuestro patio trasero, con el arzobispo de Canterbury”, agregó Markle.

Más adelante, el príncipe Harry dijo en la entrevista que durante el acto privado solo habían estado ellos y el arzobispo de Canterbury, Justin Welby. Respecto al lugar de la unión, se comenta que tuvo lugar en el jardín de Nottingham Cottage.

Suscríbase ahora para obtener 12 ediciones de Cosas y Casas por solo 185 soles. Además de envío a domicilio gratuito y acceso instantáneo gratuito a las ediciones digitales.