El consorte británico con más años de servicio, el príncipe Philip, murió el día de hoy a los 99 años. Con una vida centenaria, el duque de Edimburgo dejó una trayectoria digna de una película.

Por Redacción COSAS

Un comunicado oficial del Palacio de Buckingham sacudió al mundo este viernes, 9 de abril, por la mañana. El príncipe Philip había fallecido a los 99 años. En el mensaje se leía: “Su Alteza Real falleció pacíficamente esta mañana en el Castillo de Windsor. Se harán más anuncios a su debido tiempo. La Familia Real se une a personas de todo el mundo para lamentar su pérdida”.

El duque de Edimburgo fue el consorte británico con más años de servicio, un veterano del ejército y hasta un ícono de la moda por sus looks. Si bien sus responsabilidades oficiales cesaron en 2017, el royal construyó un legado importante durante décadas. Una vida digna de ser inmortalizada en película, repasamos 7 instancias en la vida del príncipe Philip.

1. Una infancia difícil

Nacido en 1921, hijo del Príncipe Andrew de Grecia y Dinamarca, el Duque tuvo una vida complicada. A diferencia de la reina Elizabeth, cuya familia era muy estable y unida, el príncipe Felipe tuvo que huir de Grecia cuando era un bebé con sus padres y cuatro hermanas. Por si fuera poco, a los 9 años, la madre del Duque fue internada en un hospital a causa de que sufría de esquizofrenia, después de lo cual él fue enviado a un internado en Inglaterra.

A pesar de todo, el Duque no dejó que su complicada infancia marcara el resto de su vida.

Lea también:  Sarah Ferguson: "Sé por lo que está pasando Meghan y la comprendo"

2. Primo tercero de la reina

La historia de amor del Duque y la Reina es una que floreció desde muy jóvenes. Philip conoció a Elizabeth en 1939 cuando ella tenía 13 años, comenzaron a escribirse cartas y 7 años después, el Duque de Edimburgo le pidió permiso al rey George VI para casarse con ella. Finalmente lo hicieron cuando Elizabeth tenía 21 años.

3. Tuvo que definir su propio papel

The Crown nos abrió las puertas a algunos momentos de la vida del príncipe Philip. Entre ellos se encuentra su incertidumbre cuando Elizabeth se convirtió en reina en 1952. Sin saber que hacer con su tiempo, el mismo se dio un trabajo. Comenzó a llevar las propiedades de la Reina y tomó el liderazgo dentro de la familia. Mientras tomaba las decisiones del hogar respecto a sus hijos, también servía omo miembro o benefactor de muchas organizaciones.

4. Revolucionario

Philip nunca fue alguien que se aferrase al pasado. Fue una de las personas a favor de que la coronación de la reina fuera televisada, esto llevó a miles a comprarse una televisión en la época. Además, siempre fue de la idea de modernizar la monarquía. Interesado siempre por los avances tecnológicos, fue una de las primeras personas en manejar un coche eléctrico en los años 60.

5. Solía decir lo que pensaba, sin filtros

A diferencia de su esposa, la reina Elizabeth, quien era más reservada y solía mantenerse fuera de la política, el Duque siempre fue directo. Durante toda su vida dejó claro que el propósito de la monarquía es servir a la gente y no al revés. Esta franquesa no llegó sin problemas, pues muchas veces su falta de filtro llegó a causar controversia; pero esto nunca afectó su forma de ser.

Lea también:  ¿Cuál de estas tiaras elegirá la princesa Eugenie de York para su boda?

6. El escándalo real

Después de la muerte de Diana en agosto de 1997, el empresario egipcio Mohamed Fayed, cuyo hijo Dodi Fayed también murió en el accidente, acusó al príncipe Philip de haber sido quien ordenó la muerte de Diana. A lo largo de los años se realizaron extensas investigaciones sobre la muerte de Diana, y esas acusaciones de “juego sucio” nunca fueron comprobadas.

7. Su historia de amor

Siempre existieron los rumores de que el Duque le fue infiel a la Reina, pero nunca ha existido evidencia. Una pareja ideal, estuvieron casados por más de 70 años y, manejaban una relación estable y fuerte. Prueba de esto era que todavía tomaban el té juntos por la tarde, viendo el sunset probablemente, todas las tardes.

Hace 20 años, durante un brindis por su esposa en su aniversario de bodas de oro, Philip compartió unas hermosas palabras: “Creo que la principal lección que hemos aprendido es que la tolerancia es el ingrediente esencial en cualquier matrimonio feliz … , la Reina tiene la cualidad de la tolerancia en abundancia “. Chicas, si no se refiere a ustedes como lo hizo el príncipe Philip toda su vida, no es el indicado.

Suscríbase ahora para obtener 12 ediciones de Cosas y Casas por solo 185 soles. Además de envío a domicilio gratuito y acceso instantáneo gratuito a las ediciones digitales.