El príncipe William, presidente de la FA (Asociación Inglesa de Fútbol), se siente “enfermo” por los insultos racistas contra los futbolistas ingleses. 

Por Redacción COSAS

El duque asistió a la final de la Eurocopa junto a su esposa, Kate Middleton, y su hijo mayor, el príncipe George. En lo que fue un partido lleno de emociones, los leones ingleses cayeron derrotados en la tanda de penales. Una ocasión que debería ser recordada por la espectacular actuación de los ‘three lions’ durante el campeonato, ahora se encuentra manchada por el racismo.

Marcus Rashford, Jadon Sancho y Bukayo Saka fueron víctimas racismo después de que fallasen los penaltis en la final disputada en Wembley.

Respuesta contra el racismo

Bukayo Saka, Jadon Sancho y Marcus Rashford, los tres jugadores que fallaron los penaltis, fueron objeto de abuso racial en las redes sociales tras la derrota de Inglaterra contra Italia. Calificando los comentarios como “totalmente inaceptables”, el príncipe William compartió su intranquilidad en Twitter.

“Me siento enfermo por los insultos racistas hacia jugadores de Inglaterra después del partido de anoche. Es totalmente inaceptable que los jugadores hayan tenido que soportar este comportamiento detestable”, compartió el príncipe.

Además, en su rol como presidente de la FA, “condenó enérgicamente todas las formas de discriminación”. El comunicado oficial de la Asociación Inglesa de Fútbol fue retuiteado por la cuenta oficial de Inglaterra, la cual agregó: “Estamos disgustados de que algunos miembros de nuestro equipo, quienes han dado todo por la camiseta este verano, hayan sido objeto de abusos discriminatorios en redes después del partido de esta noche. Apoyamos a nuestros jugadores”.

“La FA condena enérgicamente todas las formas de discriminación y está consternada por el racismo en línea dirigido a algunos de nuestros jugadores en redes sociales. No podríamos ser más claros: nadie detrás de un comportamiento tan repugnante es bienvenido a seguir al equipo. Haremos todo lo posible para apoyar a los jugadores afectados mientras instamos a los castigos más duros posibles para los responsables”.

La UEFA y FA son responsables de que estos actos no vuelvan a suceder. Irónicamente, esta Eurocopa vio a sus jugadores arrodillarse antes de cada partido para destacar la lucha contra la desigualdad. Estos actos imperdonables deberán ser debidamente sancionados. Es momento de acabar con acciones que no tienen sitio en el mundo del deporte, y en ningún lugar para ser sinceros.

Suscríbase ahora para obtener 12 ediciones de Cosas y Casas por solo 185 soles. Además de envío a domicilio gratuito y acceso instantáneo gratuito a las ediciones digitales