Ha pasado un año desde que, a través de un comunicado oficial, Clarence House anunció el compromiso más esperado de 2017.

El 27 de noviembre de 2017, Clarence House -la residencia real de Londres-, publicó un comunicado que dio la vuelta al mundo y anunció una noticia que ya se veía venir en aquel entonces: el compromiso oficial entre el príncipe Harry y la actriz de Suits, Meghan Markle. En el anuncio, además, se dio a conocer que la boda se realizaría durante la primavera del 2018.

“Su alteza real y la señora Markle se comprometieron en Londres a inicios de este mes. El príncipe se lo ha informado a Su Majestad la reina y a miembros cercanos de la familia. El príncipe Harry también recibió la bendición de los padres de Markle. La pareja vivirá en Nottingham Cottage en el Kensington Palace”, finalizó el comunicado.

Anuncio oficial

Según informaron medios británicos, Meghan Markle y la reina Isabel II se conocieron formalmente antes de anunciar el compromiso. El encuentro entre ambas, en el que, por supuesto, también participó el príncipe Harry, se realizó en octubre de 2017, en el Palacio de Buckingham. 

El tema que conversaron los tres habría sido no solo sobre el compromiso del nieto de la reina con la actriz, sino que habrían ahondado en detalles sobre cuándo y cómo hacer el anuncio oficial de la boda. Y es que tras la primera aparición pública de Harry y Meghan en setiembre del año pasado, los rumores de matrimonio se habían hecho aún más grandes.

En el momento del anuncio del compromiso, Harry y Meghan tenían casi un año de relación. A través de un comunicado oficial publicado en noviembre del 2016, el hijo de Diana de Gales admitió que tenía una relación con la actriz, y a la vez denunciaba un acoso mediático hacia ella y su familia.

Asimismo, la actual duquesa de Sussex brindó en su momento una entrevista a la revista Vanity Fair en setiembre de 2017, en la que reafirmó su relación amorosa. “Somos una pareja, estamos enamorados”, expresó. 

Lea también:  Es probable que William y Harry no se reúnan después del memorial de Diana

La noticia del compromiso fue festejada alrededor del mundo y las felicitaciones a la pareja no se dejaron esperar. Theresa May, la primera ministra del Reino Unido, señaló que era un momento para celebrar el amor entre dos personas. 

Su predecesor, David Cameron, también felicitó a la pareja: “Son excelentes noticias y les deseo una vida llena de felicidad juntos”, escribió en su cuenta de Twitter. 

El duque y la duquesa de Sussex

Aunque Harry hizo lo posible para conferirle “normalidad” a su relación con la actriz, lo cierto es que nada volvió a ser normal para ella desde que conoció a al príncipe, sobre todo después del anuncio de su compromiso. De hecho, ni siquiera la familia de la actriz pudo librarse de los rigores y las presiones de acceder a un entorno tan complejo como el de la familia real británica.

Meghan Markle

Por su parte, la realeza también vivió un cambio, ya que Markle ha sido la primera estadounidense en formar parte de los royals británicos desde que Wallis Simpson se casara con Edward VIII hace más de ocho décadas, forzando así su abdicación del trono, en un episodio que hasta hoy es muy recordado en el Reino Unido.

Lea también:  Beatrice de York: radiantemente embarazada

La boda real

Hace un año se anunció su compromiso, y hace seis meses se vivió una de las bodas más esperadas en el mundo. Decenas de celebridades llegaron a la capilla de St. George para ver a la pareja real darse el “sí” en el altar. Todo el pueblo de Windsor vitoreó a la pareja que paseaba por el pueblo a saludar a los fanáticos. Luego, celebraron en una fiesta privada en donde los novios y sus invitados festejaron hasta el amanecer.

harry

La familia crece

Las últimas buenas nuevas que nos dio la familia real británica fue el anuncio de que Meghan y Harry están esperando a su primogénito. El 15 de octubre Kesington Palace compartió en su cuenta oficial de Instagram una fotografía de los duques de Sussex junto con el anuncio de su dulce espera. “El duque y la duquesa de Sussex se complacen en anunciar que la duquesa está esperando un bebé para la primavera de 2019. Sus Altezas Reales han apreciado todo el apoyo que han recibido de personas de todo el mundo desde su boda en mayo y están encantados de poder compartir esta feliz noticia con el público”, anunció el palacio.

Foto: Instagram @theroyalfamily

La duquesa ya se ha dejado ver con increíbles looks maternales en diferentes eventos oficiales con su esposo. Ahora, solo nos queda esperar la llegada de nuevo integrante de la familia Windsor y el anuncio del nombre que los duques le pondrán a su bebé. Si bien ya hay algunos rumores y hasta apuestas con respecto a cómo se llamará el royal baby, aún nada está dicho.