Andrés Carrión pasó la tarde en Cieneguilla en compañía de sus amigos que llegaron de Buenos Aires. El almuerzo fue organizado con la idea de recibirlos con algo diferente y cambiar la rutina. “Siempre que voy a Buenos Aires, mis amigos me reciben muy bien, y pensé: ‘Por qué no hacer algo distinto ahora que llegan a Lima’. Entonces se me ocurrió hacer una parrillada en el campo para escapar del frío. Lo que comenzó como algo pequeño, terminó teniendo más de cien invitados”, comenta Andrés entre risas.