La escritora argentina Florencia Etcheves, que se dedicó por muchos años al periodismo policial y a la televisión, pasó por Lima para presentar su nueva novela, Cornelia, en la que se basa Perdida, película protagonizada por Luisana Lopilato y Carlos Alcántara.

Por Dan Lerner Foto de Daniella Profeta 

Veinticuatro años después, Florencia Etcheves decidió dejar la televisión y el periodismo para dedicarse a la novela policial. Una decisión que no muchos tomarían dadas las comodidades que se sacrifican para entregarse a la solitaria y muchas veces ingrata actividad de escribir ficción.

“Al principio (dedicarme a la ficción) fue muy difícil, sobre todo en la primera novela, La virgen en tus ojos, porque yo estaba acostumbrada a contar historias reales, ancladas en el dato, en el día a día, y de repente tenía delante de mí toda una libertad que no sabía cómo manejar. Me costó mucho administrar toda esa libertad frente a la hoja en blanco, pero cuando empiezas a agarrarle el gustito es como el buen chocolate: siempre quieres más”, dice Florencia.

Perú con @luisanalopilato @cachinalcantara @juanchopelosi y Ale Montiel.

A post shared by Florencia Etcheves (@floetcheves) on

La primera novela de la que habla fue publicada en 2012 e inmediatamente se convirtió en un éxito, pero fue después de publicar Cornelia que dejó las comodidades de la televisión y las incomodidades del periodismo policial para dedicarse por completo a la ficción. Sin embargo, es imposible que Florencia se libre de su pasado en redacciones y comisiones periodísticas; un pasado tan marcado por las tragedias, el despecho, la sangre y la investigación.

“Haber trabajado tanto tiempo en policiales a mí me sirvió muchísimo. Es una buena escuela para escritores, sobre todo si quieres ahondar en la novela negra. Pero si no quieres ahondar en eso, también puede ser una buena escuela porque en esos casos está la humanidad toda: el odio, el amor, los extremos, el despecho, la violencia, el extremismo de terminar con la vida del otro…”, afirma Florencia.

Mi faceta de periodista está en un 70% presente en lo que escribo: mucho tiene que ver con las herramientas que adquirí durante tantos años en la prensa, por eso a lo mejor las escenas que relato son muy verosímiles. Los periodistas no podemos inventar más allá del dato. Este abrazo que tengo por el dato duro hace que cuando escribo ficción haya mucho de verdad”, confiesa la escritora.

Salto a la pantalla grande

Cornelia es la primera novela de Florencia Etcheves que ha sido adaptada al cine bajo el título de Perdida. El guion fue trabajado por Jorge Maestro, uno de los guionistas más reconocidos de Argentina, y la historia es protagonizada por Luisana Lopilato. El peruano Carlos Alcántara hace de Adalberto, y Florencia no duda en elogiar su trabajo: “Carlos es una bomba de actor. Pienso que él es un mejor Adalberto que el que yo creé”, dice la escritora, quien fue parte integral de la adaptación de Cornelia, al estar en los rodajes y supervisar, de alguna manera, el paso de la novela al guion.

“Seguí el paso del guion. En los rodajes pude vislumbrar que me iba a gustar el resultado final. Lo que sí me provocó una emoción enorme fue ver a los personajes, que solo estaban en mi imaginación, interactuar entre sí… Tenían voz, olor, una manera de hablar, de gritar, de llorar, y eso me pareció maravilloso. Porque cada actor le puso al personaje su impronta”, señala Florencia, quien se encuentra trabajando en un nuevo thriller en el que el periodismo toma un papel protagónico. “No podía escribir sobre periodismo estando dentro, pero ahora que estoy del otro lado del mostrador me divierte muchísimo el desafío”, finaliza.