El rector de la Universidad de Tecnología de Eindhoven -centro de estudios superiores especializado en ingeniería- anunció que durante el próximo año, la casa de estudios holandesa solo contratará mujeres para sus puestos académicos.

Las autoridades de esta casa de estudio holandesa creen que “es claramente un paso radical”, pero necesario para desarrollar la equidad de género.

Cátedra femenina

La Universidad de Tecnología de Eindhoven, reconocida internacionalmente por sus carreras de ingeniería e investigación científica, ha decidido que, durante el próximo año, solo contratará mujeres para sus cátedras, la cual comenzó a tener vigencia desde inicios del mes de julio.

Así lo manifestó Frank Baaijens, rector de la universidad : “Sentimos que era necesario ya que medidas más sutiles que hemos intentado en los últimos 10 años no han funcionado”. Y agregó que, “para abordar esta situación injusta, teníamos que llevar a cabo acciones de discriminación positiva, incluso con el riesgo de enfadar a algunos candidatos hombres”.

Ante este panorama, muchos se han preguntado: ¿qué sucederá con los hombres que postulen a un puesto académico dentro de la universidad?

La proporción de mujeres estudiantes mujeres en la Universidad Tecnológica de Eindhoven representan el 25% de la población estudiantil de esta importante casa de estudios.

Las autoridades universitarias decidieron que los hombres podrán aplicar a estos puestos de trabajo siempre y cuando, durante los primeros seis meses, no aparezca una mujer con las aptitudes necesarias para ocupar el cargo.

Acciones para el cambio

Además, se pudo conocer que uno de los motivos más importantes que llevaron a tomar esta decisión fue que, a pesar de que la Universidad de Tecnología de Eindhoven tiene una política inclusiva para las mujeres, solo el 16% de las cátedras están a cargo de mujeres, el cual según Baaijens, es uno de los porcentajes más bajos en Holanda y en toda Europa.

Lea también:  Así fue la subasta del año en Christie's

En un reciente artículo publicado por Baaijens en el diario The Guardian, este reflexionó acerca de esta situación. “Lo que ha quedado claro es que durante los procesos de selección y reclutamiento, todos nosotros —tanto hombres como mujeres— tenemos un sesgo inconsciente que significa que gravitamos hacia candidatos masculinos”, escribió.

Lo que, desde su punto de vista, “hace más difícil a las mujeres empezar y desarrollar sus carreras académicas”. La universidad ha manifestado su motivación por contribuir a la representación femenina y aumentarla hasta en 20% hasta el 2020 y llegar a elevarla hasta el 30%, durante la próxima década. 

Frank Baaijens, rector de la Universidad Tecnológica de Eindhoven, desea que las mujeres tomen mayor protagonismo en el desarrollo de la ingeniería. 

Asimismo, otra de las razones por las cuales la Universidad de Tecnología de Eindhoven tomó esta decisión fue la escasez de ingenieras. “No es solo una cuestión de justicia. Simplemente, no podemos permitirnos excluir a la mitad del potencial intelectual de nuestra población. Además, la ingeniería es una disciplina que es todo sobre inteligencia, sin importar el género”, afirmó Baaijens.

Finalmente, la proporcionalidad de las vacantes exclusivas para mujeres, será revisada luego de un año y medio, con el fin de estudiar los resultados obtenidos. Por ahora, a corto plazo, la universidad espera otorgar ciento cincuenta plazas dando un paso importante en su lucha por la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres.