Revista COSAS se suma a la segunda edición de Art Lima Gallery Weekend, con un programa de muestras y actividades sencillamente abrumador, que se hizo realidad gracias a una ejemplar coalición de la empresa privada, el Estado y la cooperación internacional. Sin duda, será un fin de semana para el recuerdo.

Por Raúl Cachay A.

A estas alturas del año, ya quedan pocas dudas de que este 2019 marcará un antes y un después en el desarrollo de la escena y el mercado artístico en el Perú. Y es que los hitos históricos no han dejado de producirse: desde la irrepetible experiencia de ARCO –que tuvo a nuestro país como invitado especial, lo que propició una genuina invasión de artistas nacionales en la capital española– hasta la más reciente, y sumamente exitosa, participación blanquirroja en la imprescindible Bienal de Venecia, 2019 viene siendo un año repleto de noticias francamente auspiciosas.

“Armadas”, de Rustha Luna Pozzi, en la Alianza Francesa.

Pero ninguna de estas conquistas internacionales hubiera sido posible si es que antes el mercado local no se sacudía del marasmo de tiempos pasados. Las ferias de arte, sobre todo Art Lima, que este año llegó a su séptima edición, fueron el primer indicio de que algo estaba cambiando. Y, desde el año pasado, el Art Lima Gallery Weekend se sumó a esta dinámica de actividades con un nutrido programa de exposiciones, premios y conversatorios. Ahora, en su segunda edición, que se desarrollará entre el 27 y el 29 de setiembre, el evento organizado por la incansable Rochi del Castillo contará con la participación de nueve galerías, diecinueve proyectos autogestionados, once museos, nueve centros culturales y dos escuelas de arte, entre otras instituciones públicas y privadas. En total, serán nada menos que sesenta y siete puntos de exposición, distribuidos en cinco distritos limeños (Barranco, Miraflores, San Isidro, Surco y el Cercado de Lima). El objetivo del que será, sin duda, el acontecimiento cultural más importante del segundo semestre del año es muy concreto: acercar a los artistas y su trabajo a un público local cada vez más ávido de apreciar y adquirir arte contemporáneo.

En IK Projects se presentará la muestra colectiva “Las flores azules que están hablando (…)”.

“A nivel de contenido, uno de los temas importantes en esta edición del Art Lima Gallery Weekend es el de la migración. Muchas de las exposiciones giran en torno a ese concepto. Otros temas que estarán presentes este año son la política de género y el diálogo entre el arte precolombino y el contemporáneo. Otro objetivo que venimos trabajando con el Ministerio de Cultura es la incorporación del arte popular al circuito del arte contemporáneo. Con respecto al ‘ecosistema’ del arte y los agentes que se suman al Gallery Weekend, es importante mencionar que este año se están incorporando más centros culturales y más proyectos autogestionados. Eventos como este visibilizan el sector de las artes visuales en el Perú”, asegura Rochi del Castillo, directora general de Art Lima.

“Open studios”, en Ginsberg.

Esfuerzo conjunto

Para que un evento de estas proporciones y ambiciones sea viable en el Perú, es imprescindible que se unan voluntades y esfuerzos, tanto desde la esfera pública como de la privada. En tal sentido, la segunda edición del Art Lima Gallery Weekend no hubiera sido posible sin la estrecha colaboración de organizaciones internacionales, instituciones públicas y la empresa privada. En el primer caso, la Alianza Francesa tendrá este año una participación sumamente trascendente, como lo explica su director, Nicolás Mezzalira: “Para nosotros era muy importante sumarnos a una propuesta colectiva como esta. Del mismo modo en que la Alianza Francesa colabora, por ejemplo, con el Ministerio de Cultura para la realización del Día de la Música, pensamos que las instituciones culturales, tanto privadas como públicas, deben trabajar en conjunto para llegar a un público más amplio. Como dice el refrán: ‘Uno solo va más rápido, pero todos juntos llegaremos más lejos’. Tenemos que trabajar juntos, no hay otra”.

“Homo Urbanus Europeanus”, de Jean-Marc Caracci, en la Sala Luis Miró Quesada.

Este año, en el ya emblemático local de la Alianza Francesa de la avenida Arequipa, se podrá apreciar la muestra “Armadas”, de Rustha Luna Pozzi-Escot. Además, como ya es tradición, días atrás se inauguró en el Centro Cultural de la Universidad Católica la muestra que reúne a los finalistas de la edición número 23 del concurso Pasaporte para un Artista, cuyo premio principal es una residencia artística en Francia y que este año tuvo como eje temático la controversia en torno a la “Pre y post verdad”.

“Cerros de Lima”, de Morfi Jiménez, en la galería Carlos Caamaño.

La participación del Ministerio de Cultura, por otro lado, es una buena muestra del renovado interés estatal por el arte contemporáneo en el Perú. “Nosotros venimos trabajando con Art Lima desde hace un par de años, pero desde hace algunos meses hemos formalizado esta colaboración a través de un convenio de cooperación interinstitucional, que nos marca un camino que debemos recorrer juntos, básicamente, a través de dos actividades en concreto, la feria Art Lima y el Gallery Weekend. La alianza tiene como fin difundir las artes visuales en el Perú y permitirnos ser un agente dinamizador, unificador y que promueva el diálogo entre los diversos sectores del ecosistema del arte contemporáneo en el país. Otro de nuestros objetivos fundamentales es dignificar la condición del artista y entender que el artista es también un motor de desarrollo económico para el país. Por eso hemos organizado nuevamente el encuentro CONECTA, que también se da en el marco del Gallery Weekend, entre el 28 y el 29 de setiembre. Allí vamos a reunir emprendedores de las artes visuales, la música y las artes escénicas en el Ministerio de Cultura, para generar no solo un espacio de capacitación, sino también de intercambio. También tendremos este año ediciones de CONECTA en Trujillo y Cusco”, afirma Carlos La Rosa, director de Artes del Ministerio de Cultura.

“Un nuevo hombre”, de Iosu Aramburu, presente en el Auditorio ICPNA de Miraflores.

Finalmente, la ecuación no podría completarse sin la inversión de la empresa privada. Manuel García Miró, en representación del Grupo El Comercio, asegura que afortunadamente son cada vez más las empresas locales que deciden apostar por eventos culturales como el Gallery Weekend, porque han entendido que “el arte es también una manera de construir ciudadanía”. “La difusión y promoción de la producción artística peruana siempre ha estado en nuestras páginas. Definitivamente, fue un acierto que en 2013 ‘El Comercio’ decidiera involucrarse en la feria Art Lima”, sostiene.

“Abstracciones en dos tiempos”, de Armando Williams y Nader Barhumi, en Novotel.

Colecciones imperdibles

Todo empezará, oficialmente, el 26 de setiembre, con la inauguración que se llevará a cabo en la Plazuela de las Artes del Teatro Municipal desde el mediodía. Tres días después, el domingo 29, la clausura del Art Lima Gallery Weekend se realizará en YOY Lima Box Park, en el Jockey. Entre una fecha y otra, se podrán visitar algunas muestras realmente imperdibles, como la del fotógrafo francés Jean-Marc Caracci, titulada “Homo Urbanus Europeanus”, en la Sala Luis Miró Quesada de la Municipalidad de Miraflores; “Colapso Gravitatorio”, del mexicano Yoshua Okón, en el local sanisidrino de Proyecto Amil; la colectiva “Crónicas migrantes: Historias comunes entre Perú y Venezuela”, con la participación de Miguel Aguirre, Fernando Bedoya, Iván Candeo, Gabriela Gamboa y Paola Torres Núñez del Prado; y la retrospectiva “Inteligencia Salvaje: La otra esfera pública (1979-2019)”, del siempre iconoclasta Herbert Rodríguez, en la galería del ICPNA de Miraflores, entre muchas otras.

“Una Lima menos gris”, muestra colectiva de la comunidad urbana shipibo-konibo de Cantagallo, en la Galería Municipal de Arte Pancho Fierro.

Además, como parte de la programación del Gallery Weekend, se realizará la primera edición del premio Wong #AmablesConElPlaneta, que reconocerá obras que aborden el tema del cuidado del medio ambiente o que promuevan la sostenibilidad.

Lea también:  CADE 2017: Los vientos ácidos de Paracas

“Una de las cosas que más me entusiasman de la Gallery Weekend este año es la incorporación al contexto contemporáneo de espacios con mucha identidad, como el Museo Nacional de la Cultura Peruana y las huacas, entre otros”, concluye Del Castillo. Que empiece la fiesta.