Esta fiesta del amor y la amistad ha quedado institucionalizada cada 14 de febrero. Conozcamos el por qué este día del año es motivo de dicho agasajo.

Denominado Día de los enamorados, Día del amor y la amistad o Día de San Valentín, el origen de esta fecha ha desatado todo un alarde de merchandising comercial debido a la necesidad de agasajar a esa persona tan querida. Sin embargo, la idea alrededor de esta fecha no fue ideada por las firmas comerciales ni mucho menos.

El sacerdote Valentín

Durante el siglo III, el Imperio Romano precisaba mucho de jóvenes soldados para abastecer a sus ejércitos diseminados por Europa, África y Asia. Para que los combatientes pudieran tener una mejor performance, era mejor que fueran solteros, ya que el estar casados y con hijos les creaban ataduras que los distraían de sus obligaciones militares. Por ese motivo, el emperador Claudio II dictó un decreto prohibiendo el matrimonio para los jóvenes.

No faltó quienes estuvieran en desacuerdo y entre aquellos disconformes estaba un sacerdote llamado Valentín. El religioso comenzó a operar clandestinamente en Roma y comenzó a casar en secreto a las parejas que así se lo solicitaban. Así, Valentín se convirtió en el patrono de los enamorados, pero al ser descubierto por el emperador, fue encarcelado por su desobediencia y ejecutado el 14 de febrero del año 270.

El mártir fue reivindicado en el año 494 por el Papa Gelasio I, quien designó el 14 de febrero como el día oficial de San Valentín, siendo incluido en el calendario litúrgico y celebrado por la Iglesia Católica durante 15 siglos.   

¡Emergencia San Valentín! 9 regalos rápidos para los que olvidaron la fecha

Explotación comercial

Día de San Valentín Sería durante el siglo XX, que la mayoría de almacenes comerciales se colgaron de la figura del santo a fin de promover ventas de regalos entre enamorados. Desde esa figura, la comercialización de tarjetas de felicitación se convirtió en uno de los primeros productos en explotar convenientemente la fecha. La iglesia no vio con buenos ojos estas prácticas y en 1969, el Concilio Vaticano II eliminó esta festividad de su calendario. Pero era demasiado tarde. El 14 de febrero ya había quedado grabado en la mente de los consumidores como la fecha asociada a la amistad y el amor. Lo que empezó con inocentes tarjetas ha dado pie en la actualidad a regalos de todo tipo que van desde peluches y electrodomésticos a reservas para cenas, viajes y todo lo imaginablemente comercial. ¡Feliz San Valentín!

Lea también:  San Valentín: Guía de regalos HECHOS EN PERÚ

Día de San Valentín