La supuesta madam de Jeffrey Epstein, Ghislaine Maxwell, está exigiendo que su patrimonio cumpla su promesa de pagarle los honorarios legales y los gastos de “seguridad” como resultado de las “amenazas constantes” contra su vida.

Por: Redacción COSAS

Ghislaine Maxwell, quien alguna vez fue una conocida socialité londinense (hija del millonario Robert Maxwell), se ha visto envuelta en un tempestuoso escándalo mediático desde la muerte de su ex novio, el delincuente sexual convicto Jeffrey Epstein, y está exigiendo que su patrimonio cumpla su promesa de pagar sus honorarios legales y “gastos de seguridad” frente a “amenazas regulares contra su vida”. Ghislaine, que ha sido apodada “Gone Girl” (por la película de una mujer que maquina su auto-desaparición), ha estado escondida desde el verano pasado, luego del suicidio de Epstein en una cárcel de Manhattan mientras esperaba juicio por tráfico sexual. De ella solo ha quedado su infame “pequeño libro negro” y un puñado de avistamientos reportados (que no se han confirmado).

Ghislaine Maxwell está siendo demanda por varias mujeres, víctimas sexuales de Epstein, por haber colaborado

Ghislaine Maxwell está siendo demanda por varias víctimas sexuales de Epstein, por haber “facilitado” el abuso al que estuvieron sujetas.

Desde la muerte de Epstein las acusaciones contra Ghislaine se han intensificado, tanto en volumen como en la conciencia pública, cada vez más importante en las noticias; varias mujeres que han declarado ser agredidas por Epstein han presentado demandas alegando que Maxwell había reclutado o “facilitado” el abuso al que estuvieron sujetas. Tras la muerte, los fiscales anunciaron que continuarían investigando posibles co-conspiradores, y, efectivamente, su nombre ha aparecido repetidamente. 

Según la demanda interpuesta por Maxwell, ella tuvo una “relación legal y especial” con Epstein, para quien trabajó desde 1999 hasta 2006.  Afirma que Epstein ‘prometió que la apoyaría financieramente’, si es que ella en algún momento dejara su empleo, y que en 2008, cuando él se declaró culpable de solicitar la prostitución de una menor, cumplió con este pacto y pagó los costos legales en los que ella incurrió por demandas relacionadas al caso.

La ex socialité junto a Epstein y Donald y Melinda Trump en una de las muchas fiestas que frecuentaba.

La ex socialité junto a Epstein y Donald y Melinda Trump en una de las muchas fiestas que frecuentaba.

Según el Times, Maxwell afirma que Darren Indyke, un abogado y uno de los ejecutores de la herencia, también “aseguró” que el patrimonio pagaría los honorarios y gastos incurridos como resultado de la mala conducta de Epstein. Indyke no se ha pronunciado públicamente.

Lea también:  Felicity Huffman busca rehacer su vida luego de prisión

Las mujeres que han presentado demandas contra Ghislaine en Nueva York dicen que fueron abordadas por la hija del fallecido barón de los medios, Robert Maxwell, quien fungía como una “reclutadora” encargada de programar los encuentros en la casa de Epstein.

Ghislaine era también amiga cercana del príncipe Andrew, quien actualmente enfrenta una demanda por abusar de una menor de edad, gracias a la

Ghislaine era también amiga cercana del príncipe Andrew, quien actualmente enfrenta una demanda por abusar de una menor de edad, reclutada por ella.

Los ejecutores del patrimonio de Epstein, valorado en $US 578 millones de dólares cuando murió, han dicho que buscarán establecer un fondo de restitución para sus víctimas. Maxwell a manifestado, como parte de su demanda, que “no tuvo ninguna participación ni conocimiento de la supuesta mala conducta de Epstein”.