El ex presidente del Consejo de Ministros, Pedro Cateriano, expone sus puntos de vista sobre la vacancia presidencial y el incierto panorama que se presenta para nuestro país en los próximos meses y en plena crisis sanitaria.

 Por Carlos Hidalgo

pedro cateriano

¿Cuál es la impresión que tiene de la actual coyuntura? ¿Le sorprendió que, el hoy ex presidente, Martín Vizcarra no presentara ninguna medida para contrarrestar la decisión del Legislativo?

Creo que lo que ha pretendido el presidente Vizcarra con esta determinación, es no ahondar la crisis política pero ciertamente eso no borra el golpe de estado perpetrado por el Congreso y tampoco lo que debemos hacer los ciudadanos estar alertas y vigilantes frente a un gobierno que ha comenzado muy mal porque el señor Merino, inicia sus funciones presidenciales violando el orden constitucional. La Constitución no contempla el ejercicio de la Presidencia de la República sin gabinete ministerial y por lo tanto este inicio es absolutamente irresponsable y demuestra o prueba, la improvisación de los que lo han colocado en el poder.

¿Para usted hay agentes externos detrás de la decisión del Parlamento?

Lo condenable y vergonzoso de todo esto es que quien ha liderado el impulso para vacar al presidente Vizcarra ha sido Antauro Humala, un delincuente y el señor Luna, el señor Acuña y partidos que tuvieron una tradición democrática como Acción Popular, han permitido que este exabrupto político de Antauro Humala se llegue a concretar, eso es lo absolutamente censurable de todo esto.

Una confluencia de intereses que nos dejan este escenario…

Exactamente, se han dejado los intereses nacionales y se han preferido emplear la fuerza de los votos para saciar apetitos políticos personales, partidarios y eso demuestra la anarquía política y constitucional por la que estamos atravesando desde que el anterior parlamento intentó vacar al ex presidente Kuczynski y luego forzó su renuncia. Hemos tenido una sucesión de hechos y de enfrentamientos entre los dos poderes del Estado que nos han colocado en esta vergonzosa posición o coyuntura.

Lea también:  Vizcarra, Merino y Sagasti: ¿Les corresponde pensión vitalicia? 

¿Por qué el presidente Martín Vizcarra no podía ser vacado a pesar de las investigaciones en su contra por su gestión como gobernador de Moquegua?

La Constitución es clarísima en el articulo 117, es decir, solamente por razones específicas por causales precisas, se le puede acusar durante su mandato al presidente de la República. Disolver el Congreso el ultimo año de su mandato, impedir las reuniones del Jurado Nacional de Elecciones , entonces, nada de eso cometió , nada de  esas faltas o delitos cometió el presidente Vizcarra y de otro lado hay que señalar que si bien es cierto son gravísimas las acusaciones contra el presidente Vizcarra , el no estaba protegido,  porque la Fiscalía ya estaba investigando actos que cometió el presidente Vizcarra y de otro lado, hay que señalar que si bien es cierto,  son gravísimas las acusaciones contra el presidente Vizcarra la Fiscalía ya estaba investigando actos que realizó como ex presidente del Gobierno Regional de Moquegua y no como presidente de la República.

Si bien es cierto, que había una disputa interna al interior de la Fiscalía o hay no lo se, que todavía no se ha dirimido, la indagación se estaba realizando, entonces tampoco podemos aceptar que se vulnere de esta manera el orden constitucional. En ninguna Constitución democrática del mundo, se establece este procedimiento de vacancia expreso o juicio sumario para cargarse a un presidente de la República , esto es vergonzoso , realmente algo repudiable, condenable.

¿El Tribunal Constitucional debió responder con mayor prontitud a la cautelar presentada por el presidente Vizcarra?

Yo creo que uno de los grandes responsables de esta crisis política y constitucional es el Tribunal Constitucional por su inacción. La presidenta del Tribunal Constitucional, la señora Ledesma no acogió el pedido de la medida cautelatoria  o la cautelar, alegando argumentos políticos porque según ella los principales lideres políticos en el Parlamento habían declarado públicamente que no iban a vacar al presidente y entonces,  esta inacción del Tribunal Constitucional nos ha puesto en esta vergonzosa situación.

Lea también:  Cinco poetisas peruanas que debe leer

¿Vizcarra debió tener una bancada que hiciera contrapeso a la oposición al interior del Congreso?

Un gran error del presidente Vizcarra tal vez para diferenciarse de Fujimori que luego del golpe de Estado convocó a un Congreso, controló el poder político del país para ser neutral y  que no lo acusaran de interferir en las elecciones no presentó una lista parlamentaria porque carecía de partido y tampoco formó una alianza , entonces a la larga este error garrafal ha tenido un costo político altísimo.

Usted tuvo oportunidad de interactuar con este Parlamento ¿Qué impresión sacó de eso?

Bueno, el tiempo ayuda a aclarar las cosas, en realidad el objetivo no era yo, era un obstáculo el objetivo tal como han demostrado los hechos acontecidos. Era el presidente Vizcarra. Tal vez en ese momento los parlamentarios estimaron que yo si iba a ser un problema, si obtenía el voto de confianza pero lo concreto es que el objetivo político era el presidente Vizcarra y por esa razón, hemos podido también apreciar en esta crisis que Keiko Fujimori y Acuña que públicamente -no en el primer pedido de vacancia contra Vizcarra sino en el segundo- declararon que no iban a apoyar la vacancia porque esto generaba inestabilidad. Sin embargo, con total cinismo tanto Acuña como Keiko Fujimori cambiaron de opinión y el día de ayer hemos apreciado que sus parlamentarios votaron por la vacancia.

La situación es mucho mas dramática teniendo en cuenta que nos encontramos en plena pandemia.

Exactamente, eso es lo mas grave y criticable que en plena crisis sanitaria que afecta a miles de peruanos, el Parlamento haya emprendido esta aventura golpista.  De otro lado, la improvisación es evidente, no tiene noción de lo que está haciendo Merino por lo menos en estas primeras horas en el Gobierno así lo demuestran. Si a eso le sumamos la parálisis que ocurre en el aparato del Estado cuando hay una caída de Gabinete, se imaginará usted, lo que acontece cuando cae todo un Gobierno en donde la figura central en nuestro esquema constitucional es el presidente de la República. Por eso repito, que acá hay un grado de irresponsabilidad imperdonable de los parlamentarios que con la fuerza bruta de sus votos han colocado en el Palacio de Gobierno a Merino.

Lea también:  Vacancia de Martín Vizcarra: este es el resúmen de la BBC

Eso sin contar que todas las medidas populistas que impulsaba el Legislativo ahora no tendrían un contrapeso en el Ejecutivo.

Este tema es capital, la tentación populista de la mayoría parlamentaria que tenía efectivamente un freno en el gobierno anterior pero ahora ¿qué es lo que va a ocurrir? Probablemente el gobierno y sus aliados utilicen el dinero del Estado, es decir de todos los peruanos para hacer campaña política. Es decir, van a repartir el dinero plata como cancha que no es suya, con fines políticos partidarios vulnerando y amenazando la realización de elecciones libres, neutrales y democráticas. Porque usar el dinero del Estado en beneficio de campañas políticas es algo que debemos evitar y que es lo mas probable que ocurra. Con el dinero de todos los peruanos que ha costado sacrificio reconstruir la economía nacional, estos señores se vean beneficiados políticamente y electoralmente.

¿Le cree a Merino cuando dice que se va a respetar el calendario electoral?

Yo no le creo nada al señor Merino ni a sus aliados. El valor de la palabra donde el señor Acuña es similar al que tuvo los intis que imprimía Alan García o Luna honra a su palabra acaso esta actuación de su grupo parlamentario no ha sido para atacar políticamente al gobierno y lo mas grave en este contexto, los mensajes de la lucha contra la corrupción, que es un tema pendiente en la agenda nacional y urgente. Qué credibilidad, qué trayectoria tienen estos señores en la lucha contra la corrupción. Todo lo contrario, los indicios, las pruebas son precisamente muy preocupantes y ese es un aspecto en el cual también tenemos que estar vigilantes.

Lee el análisis completo en la próxima edición de COSAS