Con 53 años, el peruano Luis Marino Tarazona se convierte en el primer burgomaestre hispano de la localidad de Port Chester.

Por Daniella Bejarano

¡Orgullo peruano! Luis Marino se convierte en el primer alcalde hispano de Port Chester, localidad ubicada en el estado de Nueva York.

Marino emigró a Estados Unidos a sus 15 años. Creció en Perú, en la provincia de Ocros en Huaraz, y recuerda con mucha nostalgia aquellos días en los que partía su lápiz a la mitad para compartirlo con su compañero de carpeta.

El pasado 16 de marzo, con 927 votos demócratas venció a su rival republicano Rocco Latella y al independiente David Matthews y triunfó en las elecciones municipales de Port Chester, localidad con más de 30 mil habitantes.

“He vuelto a hacer historia, después de 11 años”, dijo Marino, recordando la vez en que se convirtió en el primer concejal de origen hispano de su localidad. “El primer peruano, el primer ancashino”, agregó.

LUIS MARINO II

Su vida en Estados Unidos

En entrevista con un diario peruano, Marino contó lo difícil que fue progresar en un país ajeno y la constancia que tuvo para llegar a donde está actualmente sin perder su espíritu solidario.

“La vida aquí ha sido muy dura. No tuve chance de estudiar porque debía ayudar a mantener a mi familia, a mi madre, que era sola. Llegué como cualquier inmigrante y empecé de abajo, cortando el césped. Lo hice por un año y luego busqué algo mejor. Trabajé en la construcción por 10 años y llegué a hasta maestro albañil. Tengo 26 años trabajando para el Gobierno en mantenimiento de unas escuelas, soy el segundo jefe de unos 200 empleados”, comentó.

Incluso, comparó que llegar a Estados Unidos fue como llegar a Lima, pero en un territorio más grande y con más oportunidades.

Lea también:  Olsen y Sarkozy se distanciaron porque ella quería hijos

Marino jamás perdió sus ganas de colaborar con las comunidades. Además de ser burgomaestre en su localidad, también se desempeña como bombero, una noble labor que viene realizando desde hace 24 años y lo llevó a participar en coyunturas como la caída de las Torres Gemelas en el 2001 y el huracán Katrina en el 2005.

Su esencia

Nuestro compatriota afirma que asumir el cargo, no ha cambiado en nada su esencia. Sigue siendo un ferviente creyente que cuando haces la cosas de corazón, siempre salen bien. Por tal motivo, continúa haciendo sus cosas como siempre, yendo a la misma peluquería, reuniéndose con los mismos amigos, yendo a los mismos restaurante, pese a estar en una mejor posición.

“Soy una persona realista, los cargos son pasajeros, no son eternos. Voy a seguir luchando, para que cuando me vaya y salga por la puerta por donde entré, me vaya satisfecho de haber servido a mi comunidad. Eso es lo mejor que me puedo llevar. Eso es lo máximo para mí”, afirmó.

LUIS MARINO

Suscríbase ahora para obtener 12 ediciones de Cosas y Casas por solo 185 soles. Además de envío a domicilio gratuito y acceso instantáneo gratuito a las ediciones digitales