La gran mayoría de niños empieza a ir al nido entre el año y medio y los tres años, una edad elegida por los padres acorde a la personalidad y el crecimiento de cada niño. Si tu hijo ya está listo para dar el primer paso en su educación, no olvides tener en cuenta estos consejos.

Por: Kristin Morris / Blog Mamiscool

Primer paso (escoger el nido):

Mis hijos empezaron a ir al nido antes de cumplir los dos años porque yo sentía que estaban súper listos. En mi departamento corrían por todos lados y Oli, que siempre me acompañaba a dejar a su hermano mayor al nido, se quería quedar con él todos los días. 

Una vez que decides llevar a tu hijo al nido, lo más importante es escoger cuál es el más adecuado. Para mí fueron claves dos factores: que estuviera cerca a mi casa y que su forma de enseñanza se basara en la exploración libre con una estructura para poder guiarlos. Les recomiendo visitar varios nidos y conocer sus métodos. Solo así podrán saber cuál funciona mejor con su estilo de crianza. 

Segundo paso (los esenciales): 

Una vez que ya decidiste a qué nido van a ir tus hijos, es importante tener en cuenta qué necesitan. Les comparto una pequeña lista:

  • Muda de ropa completa (polo, pantalón/short, ropa interior, medias, zapatos). Lo mejor es mandarlo todo en un bolso marcado con su nombre y salón.
  • Mandil para arte (en muchos nidos aceptan un polo de mamá y papá).
  • Paquete de toallas húmedas marcado con su nombre.
  • Kit de aseo (toalla de mano, peine y ligas de pelo en el caso de las niñas).
  • Lonchera con tupper para snacks y frutas.
  • Tomatodo para llevar agua.
Lea también:  The Four Seasons: la cuna del "power lunch"

En cada caso, el nido puede pedir algunas cosas extra: papel para limpiar a los niños, alcohol en gel, etc. Eso sí: les recomiendo ponerle una etiqueta a todos los útiles de tus hijos para evitar cualquier tipo de inconveniente. En este video de mi canal de YouTube encontrarán más tips para el regreso a clases.